Categorías
Mantenimiento

Producción y Mantenimiento: ¿Cómo se Relacionan?

El Mantenimiento y la Producción operan en áreas distintas del esquema organizacional de un negocio. Sin embargo, su relación es más estrecha de lo que podría parecer.

Hay “conflictos” entre Producción y Mantenimiento que, cuando no se resuelven, perjudican la productividad, como la disputa mantenimiento programado vs. disponibilidad de la maquinaria.

Por otro lado, está el hecho de que la calidad del mantenimiento influye directamente en la eficiencia de la producción. De igual modo, la frecuencia de la producción y los hábitos de los operarios determinan cuándo la maquinaria necesita mantenimiento.

Entonces, ¿cómo mejorar la relación entre Producción y Mantenimiento en beneficio de los objetivos de la empresa?

Relación entre Producción y Mantenimiento

Por desgracia, la relación entre el área de Mantenimiento y Producción (u operaciones) suele ser un enfrentamiento constante en lugar de una cohesión a favor de la calidad.

En muchas empresas, el equipo de Producción se ve a sí mismo como un cliente del departamento de mantenimiento, lo que da pie a confrontaciones y reclamos constantes.

Al mismo tiempo, los encargados del mantenimiento ven en los operarios un obstáculo para hacer bien su trabajo (o el motivo de que tengan que hacer lo mismo con más frecuencia de lo debido).

La postura de ambos se podría resumir así:

El punto de vista del área de Producción

  • Los técnicos de mantenimiento nunca atienden los equipos a tiempo.
  • El número de fallas que presentan los equipos comprueba que los técnicos no planifican bien el mantenimiento preventivo.
  • El gerente de mantenimiento y su equipo consumen más presupuesto del que deberían sin que esto se traduzca en mejoras en la calidad.
  • El departamento de mantenimiento es responsable de que los operarios no puedan hacer su trabajo, ya que la maquinaria se queda parada demasiado tiempo por cuestiones de limpieza o reparación.

El punto de vista del área de mantenimiento

  • Los operarios no manejan los equipos como lo indican las recomendaciones del fabricante. Esta es la causa de que los tiempos de inoperatividad por reparación sean muy altos.
  • El personal de Producción no realiza las tareas mínimas de mantenimiento preventivo que debería, por sentido común (como limpiar y lubricar los equipos).
  • Los costos de mantenimiento son, a veces, más elevados de lo que se había proyectado por la forma errónea de operar los equipos.

Ahora, ¿quién tiene la razón, Mantenimiento o Producción?

La verdad es que ambos están en lo correcto porque su objetivo es el mismo: garantizar la productividad. El problema es que su forma de hacerlo es distinta, y es aquí donde surgen las disputas.

Producción piensa que Mantenimiento programa jornadas de trabajo innecesarias, frenando los equipos en el proceso, mientras que Mantenimiento piensa que Producción no le permite hacer bien su trabajo.

Cómo Solucionar los Conflictos entre Mantenimiento y Producción

Para mejorar la relación entre Producción y Mantenimiento, ambos departamentos deben entender por qué trabajar juntos es mejor que trabajar separados.

Tanto si eres el gerente de mantenimiento como el de producción, puedes aprovechar estos consejos para promover una dinámica de trabajo colectiva:

1. Identifica el enemigo en común

En lugar de perder tiempo culpando al otro, identifica al responsable del estancamiento en la productividad.

¿Hay un equipo crítico funcionando por debajo del rendimiento ideal? ¿Hay oscilaciones de voltaje constantes que impiden que los equipos funcionen correctamente?

¿Cómo está afectando esto la producción? (p. ej. Tiempo perdido, mala calidad, operación por debajo del ritmo normal de X unidades por minuto, etc.).

Cuando Mantenimiento y Producción sepan con exactitud qué anda mal, será más fácil ponerse de acuerdo y contribuir, a su manera, para resolver la situación.

2. Promueve el compromiso entre los operarios

El rol de los operarios debería ir más allá de la mera manipulación de la maquinaria durante el ejercicio productivo. Si el manejo es inadecuado o no se realizan las tareas de limpieza y mantenimiento preventivo que un equipo necesita en el día a día, la tasa de fallas será elevada, y no por culpa del equipo de mantenimiento.

La solución es educar a los operarios para que sigan instrucciones básicas de prevención y apliquen las recomendaciones del fabricante de la maquinaria.

3. Acuerda un orden de prioridades

Las órdenes de trabajo de mantenimiento se atienden pensando en la criticidad de las máquinas, y esto no siempre coincide con el orden de recepción de solicitudes.

El área de Producción debe saber esto para poder confiar en los métodos y procedimientos del equipo de Mantenimiento.

También debe estar claro que la prioridad del departamento de mantenimiento siempre será la confiabilidad de los equipos, es decir, qué tan seguro es para los operarios usarlos.

Esto es determinante, a largo plazo, para medir la eficiencia general de la producción y ahorrar en pérdidas. Por lo tanto, una de las mejores formas de ayudar es evitar que el personal de Producción presione a los técnicos de Mantenimiento para agilizar reparaciones complejas.

La Importancia de un CMMS en el Proceso

Pasa mucho que las diferencias entre Producción y Mantenimiento se deben a errores de praxis en ambas áreas. Una de las más frecuentes es que el plan de mantenimiento de la empresa se enfoca en tratamientos reactivos.

La ausencia de un programa de mantenimiento preventivo o predictivo hace más probable que las fallas se salgan de control en el momento menos pensado, llevando a reparaciones costosas por averías de emergencia.

Un segundo error es no llevar una medición y registro de indicadores o KPIs, como:

• Disponibilidad de la maquinaria.
• Horas de producción.
• Indisponibilidad y horas en paro por mantenimiento.
• Costos de mantenimiento.
• Unidades de calidad producidas vs. unidades producidas en total.

Sin esta información, se cae en especulaciones y suposiciones, ya que ni Producción ni Mantenimiento pueden saber a ciencia cierta qué ocurre en la planta.

Todos estos datos son imposibles de cuantificar a mano, pero el trabajo se hace más fácil usando un Software de Mantenimiento o CMMS. Con este tipo de programa, conseguirás:

  • Identificar oportunidades de mejora en el proceso de mantenimiento y aprovechar mejor los datos obtenidos en auditorías.
  • Planificar cronogramas de mantenimiento accesibles para todo el equipo.
  • Programar alertas para avisar a los técnicos cuando una orden de trabajo sea creada.

Conclusiones

  • La relación entre Mantenimiento y Producción es caóticas a veces, pero puede mejorarse promoviendo el compañerismo y recordando que el objetivo de ambos departamentos es el mismo.
  • Educar a los operarios es importante para combatir los factores que provocan fallas técnicas recurrentes.
  • Con un Software de Mantenimiento, pueden gestionarse los indicadores de rendimiento que permiten evidenciar el comportamiento real de la cadena productiva. Esta evidencia tal vez ayude a limar asperezas entre el área de Producción y Mantenimiento.

¿Buscas un Software de Mantenimiento?

Encuentra una lista comparativa de herramientas y asesoría gratuita para elegir el software adecuado en ComparaSoftware.


Referencias:

“Operations + Maintenance = Production”. 2020. Reliableplant.Com. https://www.reliableplant.com/Read/419/operations-maintenance-production

Por Rita Arosemena

Rita Arosemena es Content Manager en ComparaSoftware, redactora freelance y blogger. Su pasión por los software y la tecnología se dirige a hallar herramientas para la gestión del tiempo y la productividad que permitan a los nómadas digitales hacer más en menos tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *