Categorías
Mantenimiento

Mantenimiento Reactivo: Definición + Tipos

Las razones por las que los equipos de una empresa suelen fallan suelen ser varias. Lo cierto es que el funcionamiento de cada dispositivo o máquina es fundamental para lograr cumplir con las metas propuestas.

Y si un equipo no está funcionando, debe aplicarse el mantenimiento reactivo. En función de ello, veamos en qué contextos el mantenimiento reactivo se vuelve la opción más favorable. Conozcamos en qué consiste el programa de mantenimiento reactivo.

¿Qué es el Mantenimiento Reactivo?

Consiste en un proceso de reparación al que deben someterse aquellos activos empresariales en los que se evidencia cualquier deficiencia de rendimiento funcional. Se lleva a cabo cuando los equipos ameritan reparaciones urgentes.

Cuando la maquinaria de una empresa presenta averías que impiden su correcto funcionamiento, el mantenimiento reactivo no solo es la opción más conveniente, es la única.

El mantenimiento reactivo corrige fallas y hace que el equipo cuente con sus condiciones estándar para poder operar.

Cuando la gestión de mantenimiento aplica el mantenimiento el mantenimiento reactivo es porque ha esperado a que el equipo se averíe.

Las empresas que realizan el mantenimiento reactivo es porque han permitido un desgaste en sus equipos. Y optan por esta alternativa porque piensan que aplicar el mantenimiento predictivo o preventivo resultará más costoso. Pero realmente no es una decisión inteligente y mucho menos más ahorrativa.

El mantenimiento reactivo, por su misma condición reactiva, se caracteriza por ser disruptivo y destructivo.  

Tipos de Mantenimiento Reactivo

01. Mantenimiento Reactivo Correctivo

Este tipo de manteniendo se lleva a cabo cuando el equipo presenta una falla que apenas está comenzando a afectar la maquinaria, pero que no impide su funcionamiento. En otros términos, el mantenimiento reactivo correctivo puede emplearse cuando el activo no está completamente averiado.

02. Mantenimiento Reactivo Proactivo

Es el tipo de mantenimiento con el que se identifica la causa que origina una falla y, posteriormente, se corrige. Es útil para atacar el origen del problema, sin embargo, no aborda sus efectos. Para esto, se hace uso del mantenimiento proactivo correctivo.

03. Mantenimiento de Averías

Es el procedimiento que se lleva a cabo cuando un activo no funciona de ninguna manera, es decir, cuando el equipo está completamente dañado y, generalmente, requiere de grandes reparaciones.

4. Mantenimiento de Ejecución hasta fallas

Tipo de manteniendo reactivo que consiste en permitir que un equipo funcione deliberadamente hasta que se descomponga. La máquina no es expuesta a ningún trabajo de mantenimiento hasta que deja de estar operativa.  

5. Mantenimiento de Emergencia

Es el que se lleva a cabo frente a la falla repentina de un equipo. Implica, muy a menudo, la exposición de la salud e integridad de los trabajadores, así que las compañías deben garantizar todas las medidas de seguridad pertinentes.

No es un mantenimiento planificado y ocurre en circunstancias extremas. También es posible que exija una evacuación completa del área.

Ventajas y Desventajas del Mantenimiento Reactivo

Ventajas

  • No requiere de planificación
  • Es el más rentable cuando el objetivo es reparar los equipos que la empresa emplea menos. Es decir, aquellos activos que no son vitales en la producción.

Desventajas

  • Optar por emplear este tipo de mantenimiento es poner en riesgo la producción de la empresa y la satisfacción de los clientes.
  • Se realiza cuando no hay un mantenimiento preventivo, por lo que los equipos se exponen a daños irreparables.
  • Habitualmente, genera gastos imprevistos.
  • Tenerlo como estrategia principal puede exponer a riesgos al personal que manipula los equipos.
  • Incrementa los costos que, por gestión de mantenimiento, la empresa debe asumir. Estos costos pueden derivar en millones de dólares si se habla de una organización con un largo inventario de activos.

Conclusiones

Tanto el mantenimiento predictivo como el preventivo son opciones más recomendables siempre que se pueda evitar el mantenimiento reactivo. La razón es que, por lo general, las acciones reactivas son más costosas y ponen en riesgo tanto los equipos como al personal que los maneja.

Ahora, si las circunstancias son extremas (como en el caso del mantenimiento de emergencia), una estrategia reactiva será la única alternativa viable, de modo que lo mejor que una empresa puede hacer es estar preparada contemplando siempre los riesgos de funcionamiento asociados a su maquinaria.

Los manuales de mantenimiento son recursos útiles para anticiparse a los problemas y tener una idea de cuándo será inevitable realizar acciones reactivas.

También es importante que las empresas cuenten con un Software de Mantenimiento donde unificar y revisar los datos técnicos de sus equipos, determinar el número de horas operativas, las fechas aproximadas de recambio de piezas, entre otros aspectos importantes.

Visita ComparaSoftware para encontrar un listado de herramientas y solicitar asesoría gratuita.

Referencias:

Coast. Disponible en:  https://coastapp.com/blog/reactive-maintenance/?fbclid=IwAR0bNQ7csQqZZzgMMe82cuWcpXCtTK0gTuvyAxVsAQREAEweT4JrXKJCewY

Fiix. Disponible en: https://www.fiixsoftware.com/maintenance-strategies/reactive-maintenance/.

Onupkeep. Disponible en: https://www.onupkeep.com/learning/maintenance-types/reactive-maintenance.

Por Angel Patino

Ángel Patiño es Licenciado en Educación, Magíster en Lingüística y redactor freelancer. Le apasiona escribir sobre Software de Gestión de Mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *