Categorías
Mantenimiento

Plan de Mantenimiento: ¿Qué es y Cómo Elaborarlo?

Un plan de mantenimiento (también llamado plan maestro de mantenimiento) es un conjunto de tareas de mantenimiento programado donde, generalmente, se incluye un listado de equipos de planta que deben ser revisados por un técnico cada cierto tiempo.

A su vez, un plan de mantenimiento se caracteriza por aplicar políticas puramente correctivas y contiene al menos tres actividades principales:

  • Rutinarias (a corto plazo)
  • Programadas (a largo plazo)
  • Ceses de actividad programados

¿Qué contiene un plan de mantenimiento?

Las tareas de mantenimiento son la base de cualquier plan. Para que este sea específico y útil para los operarios, es importante que se incluya información relevante como:

  • Frecuencia del mantenimiento (pueden ser periodicidades fijas o basadas en las horas de funcionamiento de un equipo).
  • Especialidad del mantenimiento (por ejemplo: campo solar, mecánica, instrumentación, electricidad, mantenimiento legal, limpieza técnica y obra civil).
  • Duración del mantenimiento (aproximada)
  • ¿Es necesario solicitar un permiso de trabajo especial para realizar el mantenimiento? Sí/No
  • ¿Es necesario parar la máquina para efectuar el mantenimiento Sí/No

Concretamente, la cantidad de pasos con sus respectivos requerimientos, los plazos de tiempo que se manejan y el conjunto de tareas, entre otros aspectos, dan forma a un plan maestro de mantenimiento y explican cómo se desarrolla.

Pero además, hay tipos de planes según la complejidad del mantenimiento que debe realizarse o las necesidades de la empresa:

  • Preventivo
  • Correctivo
  • Predictivo

En este contexto, es claro que el plan de mantenimiento de una empresa será diferente al de un negocio más pequeño, y también puede variar según la antigüedad de los equipos en funcionamiento.

¿Cómo hacer un plan maestro de mantenimiento?

Bien sea un plan de mantenimiento correctivo o predictivo, hay una serie de pasos que están vinculados con la organización, el seguimiento y el cumplimiento de plazos.

Justamente en esto último radica la importancia de un plan de mantenimiento, cualquiera sea su complejidad y objetivo final.

Se deben cumplir un total de 10 pasos para lograr una elaboración completa que permita cumplir con los objetivos del mantenimiento requerido, estos son:

  • Leer el historial de reparaciones.
  • Hacer una lista de los equipos y sistemas que posee la empresa.
  • Diferenciar entre los equipos que se pueden reparar y los que no.
  • Designar a las personas responsables de poner en marcha el plan de mantenimiento.
  • Consultar los manuales de los equipos.
  • Comprobar las obligaciones legales.
  • Hacer una lista de los requisitos necesarios para evitar imprevistos.
  • Definir el tipo de mantenimiento a realizar.
  • Crear un cronograma de tareas de mantenimiento corto y fácil de ejecutar.
  • Ejecutar las medidas.

Ejemplo de un plan maestro de mantenimiento

TRABAJO A REALIZARPRIORIDAD
Reparación de compresores HB 1 y 2ALTA
Reparación de compresores HB 3 y 4MEDIA
Reparación de secadoresBAJA
Reubicación de descarga de válvulas de seguridadALTA
Reforma de redesMEDIA

Los planes de mantenimiento están muy presentes en todo tipo de organizaciones. En todo caso, lo que puede variar es la periodicidad y el tipo de mantenimiento requerido.

Las empresas administran este proceso haciendo uso de un Software de Mantenimiento, una plataforma especial con la que pueden programarse tareas de mantención, monitorear los sensores de equipos en funcionamiento y evaluar el coste de ciclo de vida de activos mecánicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *