Qué es el modelo incremental


El modelo incremental se centra en generar software operativo de forma rápida pero admisible. Los requisitos del proyecto tienen una prioridad asignada, cada cual entregado según el orden de incremento correspondiente.

En las etapas más tempranas del ciclo de vida del proyecto, los procesos formados proporcionan al usuario o al cliente funcionalidades precisas. Y sucede aunque el producto esté en una versión incompleta.

Hoy hablaremos de esta metodología incremental, la cual se ha convertido en uno de los más usados en el desarrollo de software. Y es así especialmente si los requisitos se dividen en muchos módulos independientes.

Qué es modelo incremental

El método incremental es un ciclo de vida que ocurre en el desarrollo de software. Este modelo descompone un proyecto en una sucesión de agregados denominados incrementos. Estos agregados conforman un fragmento de la funcionalidad total del producto.

Este es un modelo prescriptivo que entrega un componente de trabajo con cada incremento. Cada una de las fases del modelo incremental debe desarrollarse debidamente. Es decir, debe cumplir con:

  • Requisitos.
  • Diseño.
  • Codificación.
  • Módulos de prueba.

Una vez que el modelo de proceso incremental está dividido, el desarrollo se llevará a cabo en pasos. De esa manera se abarca todo el análisis, diseño, implementación, realización de todas las pruebas y mantenimiento necesarios.

La funcionalidad desarrollada en cada etapa se agregará a la funcionalidad llevada a cabo anteriormente. Esto último se repite hasta que el software esté completamente desarrollado.

Para qué sirve el modelo incremental

El modelo de desarrollo incremental permite ir probando las funciones de un software de forma interactiva. Se obtienen prototipos por cada incremento, que se va perfeccionando.

Un desarrollador crea software a través del modelo incremental.
El modelo incremental es una de las metodologías más usadas para desarrollo de software.

La interactividad del desarrollo incremental del software no solo implica al equipo que lo está diseñando, sino también al cliente, que puede conocer los avances de cada incremento.

Al contar con la participación del cliente, durante todo el proceso, el equipo de trabajo evita un problema muy común: tener que volver hacia atrás porque el cliente no está conforme con una función.

Es el mismo cliente el que incluye o desecha en cada etapa incremental. De esta forma, el prototipo final estará totalmente adecuado a sus necesidades.

El Modelo Incremental es particularmente útil cuando no se cuenta con una dotación de personal suficiente. 

Cómo trabajar en un modelo incremental

El enfoque incremental se divide en 4 partes: 

  • Análisis
  • Diseño
  • Código
  • Prueba. 

Cada fase está compuesta por estas 4 partes. La fase, o incremento, culmina con un producto completamente operacional, en la llamada “entrega”.

El equipo puede iniciar las primeras fases con pocas personas, e ir añadiendo personal a medida que se va incrementando el desarrollo del software. Además, los incrementos se pueden planificar con tiempo, para gestionar riesgos técnicos.

Podemos decir cómo funciona el modelo incremental, es a través de pipeline (basada en filtros). Este método consiste en tomar un flujo de datos y convertirlo en un proceso de fases secuenciales, siendo la entrada de cada una la salida de la anterior.

Parte fundamental de un sistema operativo que ordena la ejecución de mandatos obtenidos del usuario por medio de una interfaz alfanumérica.

Este modelo posibilita entregas parciales de los proyectos. Para sacarle el mejor provecho a un proyecto a través de un modelo incremental, un Software de Gestión de Proyectos es ideal.

Uno de ellos es Smartsheet, pues cada progreso del proyecto tiene un seguimiento gracias al manejo de un calendario. Su enfoque colaborativo permite que los miembros del equipo agregue información de forma ordenada.

Los Software de Gestión Ágil también son útiles para sacarle aprovechar más eficientemente el modelo incremental. Por ejemplo, con Jira Software se podrá supervisar cada etapa, cada agregado que se haga del proyecto.  

Modelo incremental: características

Ya conoces qué es la metodología incremental, pero conocer sus principales características puede ayudarte a evaluar si es el indicado para tu proyecto.

Un desarrollador crea un código a través del modelo incremental.
El modelo incremental debe ser implementado pro expertos en esta metodología.

Las principales características son:

  • Rapidez: el método incremental es ágil, y evita que los proyectos sean demasiado largos.
  • Resultados: el cliente tiene una mejor experiencia, ya que se le entrega algo de valor con cierta frecuencia.
  • Sinergia: El usuario se involucra más.
  • Impredecibilidad: Es difícil de evaluar el coste total y de aplicar en sistemas transaccionales que tienden a ser integrados y a operar como un todo.
  • Complejidad: para hacer un desarrollo de software bajo la metodología incremental es necesario contar con gestores experimentados.

Importancia del modelo incremental

La principal importancia es que divide el desarrollo de software en submódulos. Cada submódulo se va a desarrollar siguiendo procesos incrementales. Al hacer esto, el modelo nos asegura que no nos estamos dejando de lado ningún objetivo en el desarrollo del software.

El objetivo final del proyecto está respaldado con este modelo. Y es que con cada incremento también se está probando el producto. Así, se asegura que el software final esté libre de defectos. Al mismo tiempo, se constata que cada etapa es compatible con las etapas de desarrollo hechas previamente y con las futuras.

Te invitamos a leer cómo funcionan el incremento de producto Srcum para que ahondes sobre el tema. Conocer este funcionamiento es importante para conocer la lista de requerimientos en el desarrollo de un Product Backlog.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba