costos de producción
costos de producción

Costos de producción: qué son y cómo se calculan

Tabla de contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

    Al momento de poner en marcha un emprendimiento, debes asegurarte que sea rentable, y los costos de producción son una herramienta clave para calcular su rendimiento. Además, sirven para comparar distintos ejercicios económicos que te permitan identificar puntos débiles y optimizar tus recursos.

    Entonces, si te encuentran en la etapa de planificación de tu emprendimiento o ya estás operando y necesitas mejorar tu rendimiento, necesitas aprender qué son los costos de producción. 

    En este artículo, te explicamos cuáles son los tipos de costos de producción, sus elementos clave y cómo se calculan. 

    Qué son los costos de producción

    Los costos de producción consisten en el gasto total que una empresa debe asumir para elaborar un producto o servicio. Hablamos de materia prima, mano de obra y cargos indirectos.

    Por lo tanto, se refieren a todas las actividades que son imprescindibles para elaborar tus productos o servicios, sobre todo para fijar tus precios. De hecho, este tipo de costos también se conoce como costos de operación.

    En este sentido, hay otros tipos de costos que quedan afuera de esta definición, como los financieros o los costos de proyecto, que están más vinculados a los gastos que implica el planeamiento de un emprendimiento. 

    Saber los costos de producción de tu emprendimiento te permite saber cuánto cuesta mantenerlo en funcionamiento. Además, al calcularlos en el momento de planificación, te va a dar a conocer el margen de utilidad de tu proyecto y los resultados reales de su operación.

    Todos estos datos son esenciales para tomar decisiones en una empresa, como arriesgar a invertir en más maquinaria, reducir costos, aumentar la producción, etc.

    Por ejemplo, al calcular los costos de producción, es posible que identifiques aspectos a mejorar, como el hecho de cambiar un proveedor para reducir gastos y no tener que subir el precio de venta. 

    Por lo tanto, la clave de una estructura de costos exitosa es que no sea tan elevada como para poner en peligro la rentabilidad de tu proyecto. Tu objetivo principal debe ser un margen de ganancia saludable.

    Tipos de costos de producción

    Ahora bien, sabemos que los costos de producción constituyen un gasto, pero ¿Qué tipos de costos es necesario considerar? En primer lugar, hay dos tipos de costos: variables y fijos, ahora explicaremos bien el por qué de cada uno. 

    Costos variables

    Estos costos son los gastos que varían dependiendo de la actividad productiva de la empresa. Así que a mayor volumen de producción, mayores costos; y viceversa. 

    Ua persona calcula los costos de producción con una calculadora.
    Los costos de producción son determinantes para la gestión de un proyecto.

    Por lo tanto, es un gasto que fluctúa en proporción a lo que el negocio produce. Para incrementar la producción, se debe invertir más dinero en materia prima y mano de obra.

    Aquí hablamos del costo de la materia prima, pago de mano de obra directa, servicios que se consumieron, suministros, etc. Estos cambian mes a mes. 

    Costos fijos

    Los costos fijos son gastos, no dependen de la producción y no son tan flexibles como los variables. Se mantienen constantes independientemente del volumen de producción de la empresa.

    Es decir, que representa un gasto invariable sin importar la actividad productiva de una organización. Por ejemplo, podemos contabilizar el salario de los trabajadores, el alquiler de un local, y el pago de servicios básicos (energía eléctrica y agua). Dentro de esta categoría también puedes encontrar a los impuestos, seguros y servicios de marketing.

    Elementos de los costos de producción

    Para entender mejor los costos de producción, te proponemos analizarlos según sus elementos principales. 

    Si bien no es tan complejo, es importante entender que los elementos de los costos de producción representan la totalidad de los componentes que utilizarás para fabricar tu producto o generar tu servicio.

    Por eso, te explicamos los tres principales elementos de los costos de producción: materia prima, mano de obra y costos indirectos.

    Mano de obra directa (MOD)

    El costo de mano de obra directa se vincula con las obligaciones de tener un empleado o un grupo de empleados trabajando en una determinada tarea o producto.

    Este tipo de costo puede ser llegar a ser variable, dependiendo de la modalidad de trabajo. Por ejemplo, la cantidad de horas trabajadas en un proyecto en particular, o una estructura con salario anual y contrato. 

    Se incluyen gastos como sueldos de tus empleados, beneficios, impuestos de nómina, capacitación y equipo de seguridad.

    Aquí deberás considerar el equilibrio entre emplear el número correcto de empleados y reducir o aumentar los niveles de producción para obtener ganancias.

    Materia prima directa (MPD)

    Los materiales directos se refieren a las materias primas y otros elementos utilizados en la creación de un bien o servicio.

    En el caso de una fábrica de vehículos, contamos tanto materias primas como acero, plástico, como aluminio y caucho, pero también tornillos, cables, luces, circuitos y otras piezas. 

    Gastos indirectos de fabricación (GIF)

    Los costos generales, en cambio, son aquellos son difíciles de contabilizar, pero son necesarios para el proceso.

    Entre algunos ejemplos, tenemos los servicios públicos, el mantenimiento de equipos, la depreciación de los edificios y la amortización de maquinaria pesada.

    Incluso, podemos adherir otros como:

    • Costo de marketing y publicidad: como lo dice su nombre, incluye el costo de la publicidad, las promociones y las relaciones públicas.
    • Costo de investigación y desarrollo: Incluye los gatos asociados al desarrollo de nuevos productos y a la investigación de nuevas tecnologías.

    Cómo calcular los costos de producción

    Para hacer el cálculo de costos de producción de la materia prima, debes considerar todos los gastos necesarios. Una parte fundamental es el inventario inicial y final de materia prima, que te permitirá obtener el consumo de materia prima. 

    De esta manera, el primer cálculo a realizar es el siguiente:

    Consumo de materia prima = Cantidad de materia prima inicial + cantidad de materia prima adquirida – cantidad de materia prima final

    Después pasamos a los costos de producción de la mano de obra. Aquí tienes que incluir el sueldo bruto y todas las cargas sociales, como también las vacaciones y las horas extra.

    costos de producción
    Los costos de producción deben calcularse considerando los valores de diferentes áreas y momentos.

    La mejor forma es conocer el costo por hora para luego calcular cuánto se produce por cada hora de trabajo.

    Por último, los costos indirectos constituyen todos los que no entraron en las categorías anteriores menos los financieros.

    Todos estos procesos pueden ejecutarse con la ayuda de un software de gestión de proyectos, el cual permite automatizar y hacer seguimiento de los costos e inversiones. Herramientas como Monday, Oracle o Procore, ofrecen estas posibilidades y muchas más.

    Costos de producción: fórmula final

    Por lo tanto, para llegar a los costos de producción totales, tenemos la siguiente fórmula:

    Costos de producción = Costo de materias primas + costo de mano de obra directa + costos indirectos de fabricación

    Ahora bien, al llegar a la fórmula final, también será necesario calcular el costo unitario de producción. No es nada complejo: solo tienes que dividir el total entre las unidades producidas.

    Este factor es importante porque la diferencia entre el precio de venta y este costo te va a dar el margen o beneficio unitario bruto. Una vez que multipliques por la producción total, vas a llegar al beneficio bruto de la empresa que te servirá para hacer otros cálculos como el beneficio neto, las ganancias, incluso en la evaluación del proyecto.  

    En este sentido, tal vez te sea útil elaborar un estado de costo de producción y ventas, que muestre el costo que se lleva a cabo en las producciones de productos terminados y en un periodo de tiempo. De esta manera, como decíamos al inicio, podrás visualizar lo vendido dentro de la industria y hacer comparaciones con otros ejercicios económicos a fin de tomar mejores decisiones. 

    Sistema de costos por órdenes de producción: otra forma de calcular costos

    Ahora bien, si requieres de una estructura más específica porque tus productos son muy diferentes entre sí, tal vez lo que estás necesitando es un sistema de costos por órdenes de producción. 

    Este sistema estructurado por lo general se lleva a cabo a través de formatos preestablecidos que se llenan con los elementos que te nombramos al principio: materia prima, mano de obra y gastos indirectos, pero acordes a cada producto específico que fábricas.

    Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo de la fábrica de vehículos, no es lo mismo el costo de producción de un coche de cuatro puertas que el de una camioneta. 

    Por eso, es muy común usarlo en pequeños lotes, donde los productos de un lote son muy diferentes a los de otros. Sobre todo en producciones contra pedido, donde el cliente necesita de características únicas o de especificaciones especiales.

    De esta forma, podrás evaluar y controlar los costos de cada lote, siguiendo el ciclo de vida de cada producto, y tomando decisiones en cuanto a su continuidad o cambios en su proceso productivo.

    Conclusión

    Conocer los costos de producción es clave para sostener un equilibrio financiero y un orden en la contabilidad de cualquier empresa. También te permiten proyectar a futuro, identificar gastos innecesarios, mejorar el rendimiento y determinar cuánto estás ganando.

    Ahora que sabes cómo calcularlos, estás listo para determinar el rendimiento de tu emprendimiento y tomar mejores decisiones.  

    Deja un comentario