vemos una imagen de una persona señalando una computadora, en un proceso de diseño de briefing.

Qué es un brief: una herramienta poderosa para tus proyectos


Si has oído hablar del término briefing en el ámbito del marketing, seguramente te preguntes qué es un brief y por qué se considera tan importante. Este documento facilita la comunicación entre una empresa y un equipo de marketing que le presta sus servicios.

El brief es muy importante al momento de conectar con un cliente o un equipo, dado que organiza fácilmente todo lo que necesitas saber acerca de ellos. Por eso, en este artículo te explicamos qué es un brief, significado, qué tipos existen y cómo se diseña, como así también algunos ejemplos para visualizar mejor su estructura.

Qué es un brief

Generalmente, las palabras brief o briefing tienen distintos significados. Briefing puede significar en español «instrucciones», «informe», mientras que brief es «breve» o «corto». Sin embargo, todas esas denominaciones coinciden con las características que definen a un briefing.

Ahora bien, respondemos a qué es un brief: corresponde a una herramienta de comunicación para quienes se dedican al marketing y prestan sus servicios a las empresas o emprendimientos. 

Este documento consiste en un informe personalizado y breve que reúne y organiza la información sobre un proyecto, producto o servicio. En él se establecen metas concretas, expectativas, qué es lo que busca la empresa, con qué finalidad, a través de qué medios, plazos estipulados, etc.

Para qué sirve hacer un briefing

El briefing sirve para brindar un panorama desde lo más general a lo específico; poniendo en perspectiva la situación actual de la empresa. De esta forma, ofrece orden y estructura para la planificación de ideas y tareas para ese proyecto o la búsqueda de un objetivo. 

Por lo tanto, el brief ayuda a una área, un equipo o una persona a trabajar de forma esquematizada y estratégica. El enfoque que se adopte va a permitir delinear un camino a seguir con el fin de evitar distracciones, malinterpretaciones o confusiones.

La función principal de este documento es ser un puente entre las dos entidades: una marca y un equipo de marketing, de modo que la comunicación sea más fluida y haya un intercambio de ideas.

Vemos un equipo de marketing diseñando un brief.
Como equipo es importante acordar todos los elementos clave del brief y estar en la misma sintonía a fin de generar ideas en la dirección correcta.

Por eso, el brief contextualiza mediante la descripción, sobre qué es la empresa o marca, cómo quiere transmitir su mensaje y qué ha hecho. Este aspecto es fundamental para que los integrantes de un equipo tengan la perspectiva correcta y puedan seguir aportando ideas.

Al leer el briefing debes poder identificar claramente toda la información del cliente y el proyecto. Cuanto más detallados y relevantes sean los datos, mucho más fácil será trazar estrategias para materializar las metas estipuladas.

Tipos de brief

Ahora que te hemos explicado de qué se trata y para qué sirve un brief, procedemos a sus diferentes formas. Cada una de ellas se dirige a un objetivo específico y su elección dependerá del fin que estás persiguiendo.

1. Brief publicitario 

El brief publicitario, como lo dice su nombre, sirve para presentar la información sobre un proyecto de publicidad. Implica varios elementos que proporcionan datos al equipo antes de llevar a cabo una campaña publicitaria, lo que permite tener una mejor organización y flujo de trabajo. 

De esta manera, el documento cuenta con aspectos generales de la campaña como los objetivos, el mercado hacia el cual se dirige (target), el presupuesto y el concepto.

2. Brief de diseño

El brief de diseño, en cambio, es el documento que se entrega al diseñador para solicitarle un trabajo de diseño. 

Quien lo envía debe enumerar toda la información importante de un proyecto a nivel gráfico. Hablamos de todo lo que contempla la voz de marca, el espectro de colores, los elementos visuales que se deben utilizar, etcétera.

3. Brief de marketing

Aunque se asemeja al de publicidad, el brief de marketing se centra en la atracción y conversión de leads dentro de una estrategia de marketing. En cambio, el brief de publicidad se trata sobre campañas. 

Este tipo de brief ayuda a las marcas a comunicar el significado de sus productos y servicios. Podríamos decir que es una carta de presentación de las marcas hacia un público. Su diseño visual representa los valores de la marca e información sobre su identidad y los propósitos, con el objetivo de generar interés.

4. Brief de negocio

El brief de negocio es un poco más simple, dado que contiene información sobre una organización específica, desde la idea y concepto hasta la financiación de la misma. 

La finalidad es mostrar el alcance del negocio para adquirir inversionistas o conseguir patrocinadores.

5. Brief de proyecto 

Si bien se podría decir que todos los tipos de brief son de proyecto, hay uno en particular que lleva ese nombre. Este documento se realiza para un proyecto específico en un área en particular. 

Vamos con un ejemplo: un brief para recursos humanos podría estar dirigido a mejorar y actualizar los procesos de reclutamiento de la compañía. Del mismo modo que los otros informes, deberá mostrar los elementos que pongan en contexto lo que se busca, cómo se quiere hacer y los pasos para conseguirlo.

6. Brief creativo

Aquí nos volvemos a encontrar con las similitudes, en este caso, el brief de diseño. Sin embargo, el brief creativo se entiende como un puente entre una marca y un equipo creativo para generar un concepto alrededor de dicha marca. 

Dicho concepto será el eje rector para toda la comunicación que se realice. De allí puede desprenderse entonces un brief de diseño.

Qué elementos debe tener un buen briefing

Las claves de un buen briefing se pueden pensar en función de sus elementos. Cada uno de ellos aporta la información necesaria tanto para el cliente como para el equipo de marketing. 

Introducción

Aquí la instrucción es sencilla: solo debes realizar la presentación del emprendimiento con una descripción breve pero concisa del origen, antecedentes y contexto de la marca.

Objetivo general

Definir claramente el objetivo de la campaña o acción que se está planteando es la clave de un buen brief. De hecho, la simplicidad será tui mejor aliada en alcanzarlo. 

Por eso, debes especificar qué expectativas tiene la marca sobre el proyecto. Por ejemplo, ¿qué se quiere resolver?, ¿se busca un cambio de imagen?, ¿posicionar un producto nuevo en el mercado?

Vemos dos personas trabajando frente a una computadora, redactando un briefing.
La redacción correcta y los elementos gráficos son otras dos claves de un buen briefing.

Target

Otro punto importante es delimitar el público objetivo al que está dirigido el proyecto. Contar con todos los datos demográficos, la edad o el género, así como las características de consumo (hábitos, conductas) son importantes para saber a qué tipo de personas se quiere llegar.

En este rubro, es ideal contar con herramientas que te permitan estudiar estos aspectos. Las herramientas de análisis de datos de marketing recopilan y procesan datos para evaluar el desempeño y planificar estratégicamente los departamentos de marketing.

Semrush, SalesForce, Hype Auditor y TikRank son algunas opciones que puedes elegir para hacer seguimiento de palabras claves, gestión de contenidos, email marketing y gestión de leads, entre otras funciones. 

Descripción del trabajo

Seguimos con la descripción: aquí deberás enumerar y describir cada paso relevante para que el equipo sepa qué estrategia debe aplicar. 

Entre las muchas preguntas que deberás hacerte tenemos ¿qué se necesita para el desarrollo del proyecto?, ¿cuáles son las principales funciones?, ¿qué materiales debemos entregar?, ¿con cuánto tiempo contamos para ello?, entre otras.

Beneficio clave

El beneficio clave significa qué es lo que se quiere transmitir con el proyecto. Aquella característica de valor que se desea transmitir y posicionar en la mente del público.

Presupuesto

El tema de los costos es otro aspecto clave para un buen briefing. Es importante que el cliente o marca sepa cuánto presupuesto va a necesitar para que se pueda concretar el trabajo.

Por último, es crucial establecer tiempos acordes al proceso de producción. Ello no significa que no se puedan hacer ajustes. De hecho, deberías especificar cuáles podrían ser los costos fijos y variables.

Cómo hacer un brief

Ahora bien, el documento puede contar con todos los elementos claves, pero lo más importante es que esté bien diseñado. Un mal briefing puede retrasar los tiempos de ejecución de la campaña o el proyecto, multiplicar las horas de trabajo y quemar al proveedor. 

Debes tener en cuenta que el briefing sirve como documento de punto de partida para empezar a trabajar, por lo que se debe empezar con el pie derecho. A continuación, te damos algunos consejos de cómo hacer un buen brief

1. Identificar el perfil de la empresa

Este primer punto se enfoca en quién es la entidad con la cual se trabaja. Debes utilizar toda la información que tengas a tu alcance para tener noción de qué es, qué hace, cómo se comunica, cuál es su interacción y su personalidad. 

2. Estudia el contexto 

El contexto es otro factor influyente en el desarrollo del proyecto, tenerlo en cuenta te permitirá responderte dónde está o dónde se mueve la empresa o marca.

3. Observar a tu audiencia

Analizar y definir a tu público o audiencia, como ya mencionamos en los elementos con el término target, es otra llave para el éxito de tu brief. Debes responder a quién te diriges e integrar toda la información que te ayude para conocerlo.

4. Identifica una necesidad y una solución

Esta parte integra triodos los elementos ya mencionados, respondiendo finalmente al «porqué» del proyecto. Para ello, debes identificar una necesidad específica, un reto, un problema o algo que quieres mejorar para pensar en los pasos que conducirán hacia la solución.  

5. Analiza los recursos con los que cuentas

Conocer en profundidad los recursos que tienes para llevar a cabo el proyecto es fundamental para el éxito del mismo. Pueden ser materiales, monetarios, temporales, tecnológicos y humanos, siempre y cuando te sirvan para definir un rumbo.

Ejemplos de brief

Durante el diseño de tu brief, asegúrate de estructurar el documento de forma explicativa, pero siempre buscando la brevedad y contundencia. 

Además, que al finalizar tu documento lo leas en voz alta o se lo alcances a algún conocido para que lo lea. Si ambos pueden explicar de qué se trata, qué se quiere hacer, a quién va dirigido, cómo se hará y qué se busca conseguir, estás en el camino correcto. 

Ejemplo de un brief publicitario para una campaña de Vans.
Ejemplo de un brief publicitario para una campaña de Vans.

Como ya dijimos, hay muchos tipos de briefs y formas de hacerlos. Eso no lo hace más simple, pero puedes encontrar miles de ejemplos disponibles como inspiración para tus propios diseños. 

Algunos más destacables son los de empresas como Vans, Netflix, Nike, entre otros.

Vemos un ejemplo de un brief de Nike.
Ejemplo de un brief de Nike.

La parte visual también es muy importante, como puedes ver en cada uno de estos ejemplos, por lo que congeniar con los colores y tipografías de la marca será un acierto al acercarte a los clientes. 

Conclusión

El briefing es una herramienta fundamental para comunicarte de forma fluida y clara con tus clientes o compañeros de equipo. Recuerda que debe ser preciso y conciso para que cada aspecto del mismo resulte claro para quien lo lea.

Si consideras estos elementos y los pasos para su construcción, te será más fácil desarrollar tus propios briefs o interpretarlos, si es el caso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *