Categorías
Gestión de Proyectos

Orientación a Resultados: La Filosofía de los Ganadores

Actuar con rapidez: ¿es la nueva regla para el mercado digitalizado y global? Hay razones para creer que es así, y las grandes compañías están aplicando metodologías con orientación a resultados para no quedarse atrás.

Cada día es más evidente que las empresas, al igual que las personas, deben adaptarse a los cambios constantes. Hoy la información está al alcance de todos y esto genera una competencia cada vez más feroz.

En esta entrega, explicaremos en qué consiste la metodología de gestión orientada a resultados.

¿Buscas Software Gratis?

Algunas de las mejores herramientas para empresas son gratuitas. Revisa nuestro listado.

¿Qué es la orientación a resultados?

La orientación a resultados es, primeramente, una forma de actuar ante los problemas y metas que se nos presentan en el día a día, y en especial durante la administración de un proyecto.

Esta filosofía consiste en reaccionar con velocidad y efectividad, aprovechando al máximo los recursos.

La orientación a resultados busca reaccionar con inteligencia en entornos dinámicos. En otras palabras, se trata de no darle vueltas al problema y actuar.

Incorporar esta filosofía a una empresa exige tener empleados capacitados para ejercerla. Hoy, los líderes deben ser cada vez más prácticos y menos burocráticos.

El quipo de fórmula 1 de Mercedes, por ejemplo, trabaja de esta forma. Si un problema estructural se presenta en el auto y deben solucionarlo para la siguiente carrera, no esperan a que la dirigencia apruebe los cambios. Simplemente actúan, y eso los ha llevado a despegar de su competencia.

¿Su secreto? El mejoramiento constante y decisiones sin burocracia.

Pero todo esto no sería posible si no contasen con herramientas e instrumentos profesionales para trabajar en equipo. Los directores del proyecto deben estar al tanto de los Software de Gestión de Proyectos para implementar con acierto la dinámica orientada a resultados.

Características de una estrategia orientada a resultados

  • Busca el máximo rendimiento: para esto, hay que estudiar los procesos para identificar los elementos inútiles y los recursos desperdiciados.
  • Propone trabajar superando los propios estándares: esta premisa permite colocar la vara bien alta, para no descuidarse en ningún instante.
  • La idea es trabajar en equipo para un fin común: sin el sentido de la colaboración y el bien general, ninguna mejora será efectiva.
  • Hay que adaptarse al entorno dinámico: el mercado actual cambia continuamente y exige a los profesionales nuevas competencias.
  • Invita a aceptar los errores e identificar la forma más rápida de solucionarlos.
  • Todo se trata de enfocarse de manera rápida en las metas fijadas: para ello, es necesario que sepas cómo formular objetivos correctamente.

¿Cómo desarrollar la orientación a resultados?

Se han formulado tres grandes tácticas que los administradores pueden ejecutar para que un equipo se adapte a una metodología con orientación a resultados: la intensidad, la autodirección y la persistencia.

  • Intensidad: resume la fuerza productiva de una empresa. En otras palabras, es necesario tener recursos tanto técnicos como humanos para aplicar la orientación a resultados. Sin la cantidad de energía que requiere la consecución de una meta específica, no hay manera de lograr resultados productivos.

  • Autodirección: es la capacidad de los líderes de una empresa. La autodirección es la habilidad de los líderes para gestionar cada tarea del proyecto hacia los resultados esperados.

    Estar mentalizado hacia los objetivos te ayudará a, por ejemplo, definir qué tareas son primarias, secundarias o terciarias, cuáles no están dando resultados y deben eliminarse o modificarse.

    La autodirección se enfoca en evitar los enredos en decisiones verticales y burocráticas, que generan demoras en procesos que necesitan reacciones rápidas.

  • Persistencia: actitud positiva frente a los errores y cambios en el flujo de trabajo de la empresa.

    La persistencia significa tener la perseverancia, la decisión y las ganas para trabajar en la búsqueda de objetivos concretos. Una organización con su dirigencia comprometida aporta la energía y la motivación para que el resto de los miembros de la empresa se contagien.

A partir de estos principios básicos, se han establecido otras medidas que pueden aplicarse para desarrollar la filosofía orientada a resultados.

  • Tener claros los objetivos de la empresa: una meta alcanzable, medible y comunicable es el primer paso. Todos los miembros de la empresa, transversalmente, deben conocer los objetivos generales y específicos que aplican a su área.
  • Enfocarse en prácticas de mejora continua: se trata de sumar constantemente nuevas prácticas orientadas a sumar valor a nuestros procesos.
  • Conocer y aplicar herramientas digitales profesionales que faciliten una administración exitosa del proyecto.
  • Evaluar la conexión entre resultados obtenidos y recursos utilizados.
  • Contar con indicadores de medición: cada empresa debe alistar instrumentos que puedan ofrecer información de cómo se están gestionando los procesos. 

Conclusiones

Hacer que una empresa adopte el modelo de orientación a resultados demanda que la estructura de la organización sea resistente, ya que sistema la pondrá a prueba.

El cambio constante es positivo en un mundo globalizado, pero también puede generar resistencia, fallas y riesgos. Por eso, es recomendable tener bases sólidas y soluciones digitales.

Para hallar un Software de Gestión de Proyectos que te ayude a planificar la migración a una nueva metodología, visita ComparaSoftware.

Por Gabriel Mancuzo

Gabriel Mancuzo es Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina) y tiene amplia experiencia en atención al usuario. La programación y los software son campos que lo apasionan. Actualmente, redacta artículos para el blog de ComparaSoftware en las áreas de Gestión de Proyectos, Atención al Cliente, Marketing y Ventas.

Una respuesta a «Orientación a Resultados: La Filosofía de los Ganadores»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *