Categorías
Gestión de Proyectos

Competencias Personales: Un Paso Más Cerca del Éxito

Si tienes que asistir a una entrevista de trabajo, siempre es mejor ir preparado. Conocer las competencias personales que se buscan en una determinada organización te facultará para sobresalir y quedarte con el puesto.

Las competencias personales suelen responder a variaciones globales en el mercado laboral, de ahí su importancia para las empresas, ya que vienen a ser listados de habilidades y capacidades que, a grandes rasgos, un negocio necesita para subsistir.

En este artículo conocerás las competencias personales más requeridas en las empresas modernas y por qué. La información que vas a recibir te servirá para prepararte mejor de cara a entrevistas en el futuro, o decidir en qué disciplina capacitarte.

¿Qué son las competencias personales?

Las competencias personales son las habilidades y aptitudes que el mercado laboral prefiere en un determinado contexto y momento histórico.

Las formas de producir y generar ingresos se modifican todo el tiempo. Cada innovación, cada nueva tecnología exige que estemos al día. Una máquina revolucionaria demanda gente que aprenda a manejarla y arreglarla si se avería, ¿no?

Las nuevas tecnologías y las herramientas de comunicación han transformado la forma de comunicarse y producir. En consecuencia, nuevos conocimientos son requeridos, pero hay que saber cuáles o la inserción laboral se puede convertir en un calvario.

Las empresas priorizan algunas habilidades en los procesos de selección. Muchas organizaciones especifican qué aptitudes serán valoradas al ofrecer un puesto, sin embargo, existen competencias personales y profesionales, y no siempre obtener una buena calificación en las profesionales significa que te irá bien las personas.

¿Cómo han cambiado las competencias personales con la globalización?

La cultura global se dirige inevitablemente hacia un futuro digital. Veamos algunas características del panorama global y cómo está influyendo en las competencias personales más buscadas:

  • Digitalización: la digitalización ejerce una presión adicional sobre el empleo y los protocolos rudimentarios. Los procesos de automatización reducen la demanda de trabajo manual, tanto para el manejo de maquinaria como en el sector servicios.


  • Nuevos medios de comunicación: nuevas tecnologías y herramientas de comunicación permiten conformar comunidades globales. La transmisión de la información y la generación de contenidos se hace de forma online desde cualquier parte del mundo, esto genera ambientes laborales que escapan a lo nacional y regional, y generan nuevos modos de producción y de creación de valor.


  • Mayor productividad cuando ocurrió la Revolución Industrial, el sector agrícola encontró un crecimiento exponencial con las maquinarias a motor y las redes ferroviarias.

    De la misma forma la llamada “Revolución Digital” también genera aumentos de la productividad. La posibilidad de ahorrar en costos por automatización, teletrabajo y robótica, permite generar más con menos recursos y optimizar
    el consumo.

Los especialistas estiman que a largo plazo estos aumentos en la productividad pueden tener dos posibles consecuencias: un aumento del desempleo crónico, o la reducción del horario de trabajo.

Por eso es importante que gobiernos, organismo y empresas tengan en claro las aptitudes que serán necesarias inculcar en las nuevas generaciones.

Competencias personales más importantes en una empresa

A partir de las características que vimos, y que se espera que definan el mercado laboral podemos entender las competencias personales que las organizaciones ponderan. Por eso si asistes a una entrevista de trabajo, es muy probable que debas demostrar habilidades en los siguientes campos:

  • Flexibilidad y adaptabilidad. Los cambios e imprevistos van de la mano con la tendencia global, donde los cambios tecnológicos son cada vez más continuos. Es por esto que las organizaciones valoran a quien pueda aportar soluciones de forma ágil y eficaz.

  • Capacidad de aprender rápido. Muchas organizaciones buscan personas que consideren el aprendizaje como la rutina diaria. Las ganas y la curiosidad por aprender y ampliar los conocimientos, más allá de un área de trabajo, pueden ser el factor que defina si obtienes o no el trabajo.

  • Colaboración y trabajo en equipo. Tener la capacidad de compartir, de colaborar y de ayudar a otros de manera coordinada es un elemento indispensable, y sin duda que te dará ventaja en cualquier entrevista.

    Los horizontes laborales llevan inevitablemente a una forma colaborativa, democrática y participativa, con el objetivo de alcanzar metas comunes. Será muy importante, además, tener la habilidad de trabajar en los diversos contextos culturales de un mundo globalizado.

  • Comunicación. Como vimos en el punto anterior, los vínculos son cada vez más transversales entre las diferentes áreas de una organización. Por eso una persona que cuente con habilidades comunicativas tendrá un plus en su currículo.

    Las habilidades para transmitir información de forma eficiente y efectiva te perfilarán como un verdadero líder. Esta competencia personal se verifica también en saber escuchar de forma activa y empática.   

  • Creatividad. Trabajar con una mente abierta, que no se limita, que propone ideas y que innova, es un valor que las empresas realmente ponderan. Los ambientes en constante evolución y cambio necesitarán personas que puedan adaptarse de forma creativa. Que puedan generar ideas, perspectivas y soluciones.

  • Gestión de la información. Hoy las empresas dependen cada vez más de la información. Gestionar datos, estadísticas y conocimiento, les permite competir globalmente y generar proyectos exitosos.

    Las empresas utilizan Software de gestión de proyectos para recopilar, analizar y almacenar la información. Conocer las herramientas y las diferentes soluciones será clave para tu empresa. 

  • Liderazgo. Ser un buen líder es un rasgo distintivo para conseguir puestos de trabajo importantes. Esta competencia personal implica la capacidad para gestionar un equipo de trabajo, en un contexto y tiempo determinado, y alcanzar las metas propuestas con la mayor efectividad posible. 

  • Motivación. Sentir curiosidad frente a nuevos desafíos y estar estimulado por una actividad, siempre en un buen signo para un jefe o para el encargado de buscar personal. La motivación va de la mano con el entusiasmo y con mantener una actitud positiva.

Conclusiones

Sin dudas que estamos en un mercado laboral cada vez más exigente. Si has llegado hasta aquí, vas un paso adelante, ya que será cuestión de evaluar cuál de estas habilidades necesitas desarrollar para adaptarte.

La lista que hemos desarrollado puede servirte para elegir las que más guarden relación con tu área laboral, y puedas generar un discurso profesional a partir de ellas.

Por Gabriel Mancuzo

Gabriel Mancuzo es Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina) y tiene amplia experiencia en atención al usuario. La programación y los software son campos que lo apasionan. Actualmente, redacta artículos para el blog de ComparaSoftware en las áreas de Gestión de Proyectos, Atención al Cliente, Marketing y Ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *