Categorías
Mantenimiento

¿Qué es el Mantenimiento Productivo Total?

El mantenimiento productivo total (TPM) es una estrategia de gestión de mantenimiento que nació en Japón después de la Segunda Guerra Mundial.

En un principio, el concepto se llamó mantenimiento productivo, pero con la intervención del sistema americano en el ecosistema industrial japonés, nació el concepto de mantenimiento productivo total.

Para no adelantarnos, revisemos primero en qué consiste este modus operandi de mantenimiento ––que a su vez deriva del Lean Manufacturing y la filosofía Toyota––.

Al final de este artículo, sabrás cómo aplicar el mantenimiento productivo total a tu negocio.

¿Cómo funciona el Mantenimiento Productivo Total?

El mantenimiento productivo total se fundamenta en ocho principios:

  1. El mantenimiento autónomo o auto-mantenimiento. Se refiere a un sistema donde el personal que opera los equipos dentro de la organización lleva a cabo algunas tareas de mantenimiento para rectificar problemas menores.
  2. El mantenimiento planificado. Consiste en agendar las actividades de mantenimiento según el comportamiento de la maquinaria.
  3. El mantenimiento de calidad. Es esforzarse al máximo para que el mantenimiento planificado se realice correctamente.
  4. La mejora continua. Consiste en un estado permanente de corrección y optimización, con el uso de nuevos materiales y tecnologías.
  5. El mantenimiento temprano. Se trata de usar la experiencia previa obtenida en otras actividades de mantenimiento para garantizar que la maquinaria trabaje siempre en las mejores condiciones.
  6. La educación y el entrenamiento. TPM depende de la participación de toda la fuerza de trabajo, por ende, la educación y el entrenamiento son esenciales para que el mantenimiento productivo total se sostenga.
  7. La salud y seguridad ambiental. Se refiere a la garantía que merecen los trabajadores respecto a la salubridad y contención de riesgos laborales.
  8. El apoyo administrativo. Indispensable para que las prioridades de la empresa se manejen efectivamente.

Objetivos del Mantenimiento Productivo Total

Según el Japan Institute of Plant Maintenance, instituto encargado de desarrollar la metodología TPM, los objetivos de este modelo de mantenimiento son:

  • Erradicar los accidentes
  • Eliminar los defectos
  • Suprimir las averías
  • Abolir las pérdidas

Además, los objetivos de TPM pueden dividirse en:

  • Estratégicos. El modelo de mantenimiento productivo total pone énfasis en desarrollar las capacidades competitivas de los trabajadores y de la empresa, para así optimizar el sistema de producción y reducir costos.
  • Operativos. En el foco de TPM están las acciones del día a día que la empresa realiza y, como principal prioridad, está la eliminación de averías y fallas para evitar las pérdidas.
  • Organizativos. Por último, el TPM apunta a mejorar el clima laboral e incentivar a los trabajadores a dar lo mejor de sí.

Características del Mantenimiento Productivo Total

El modelo TPM se caracteriza principalmente por:

  • Tareas de mantenimiento en todas las etapas del ciclo de vida de la maquinaria.
  • Participación activa de todos los miembros de la empresa.
  • Se considera una estrategia global que puede ayudar a la estabilidad de toda la empresa, esto diferencia a TPM de otros tipos de mantenimiento.
  • No se limita a revisar y corregir fallas técnicas, sino a mejorar la eficiencia de todas las operaciones de la empresa.
  • Se aprovecha al máximo el conocimiento y dominio que tiene el personal de los procesos internos de la empresa.

Implementación del Mantenimiento Productivo Total

Para implementar el mantenimiento productivo total, primero hay que reconocer la necesidad de un sistema de distribución del trabajo.

Tiene que haber claridad en las responsabilidades que recaen sobre cada unidad de trabajo y departamento. Al mismo tiempo, se deben usar herramientas de colaboración y coordinación: los Software de Mantenimiento.

El proceso de preparación para adaptarse al mantenimiento productivo total puede resumirse así:

  1. Quienes operan la maquinaria deben asumir la responsabilidad de hacerlo correctamente y poner de su parte para mantener los equipos en buen estado.
  2. El personal de mantenimiento debe poner su experiencia y conocimientos al servicio de los operarios.
  3. Los encargados de mantenimiento tendrán que desarrollar métodos de reparación más rápidos y menos invasivos. También será su responsabilidad velar por su seguridad y hacer todo lo posible por garantizar una vida útil más larga a los equipos.
  4. La empresa debe contar con un sistema apropiado para la grabación de análisis de rendimiento de la maquinaria (Software de Mantenimiento).
  5. La relación entre el equipo de producción y mantenimiento debe ser estrecha para planificar el flujo de trabajo de modo que no se vea entorpecida la labor productiva.
  6. Debe designarse a un encargado de mantenimiento productivo total, para que monitoree el progreso del sistema y se ocupe de los ajustes necesarios.
  7. Los problemas encontrados se deben auditar y reportar.
  8. Todo el sistema funciona con base en la confianza mutua y el empoderamiento de los trabajadores. También se promueve la ayuda entre compañeros y se procura que todos se sientan reconocidos y respetados.

También hay cambios fundamentales que deben incorporarse en una empresa antes de implementar el mantenimiento productivo total:

  • Debe capacitarse al personal para mejorar su nivel de competencia.
  • Debe rediseñarse el ambiente de trabajo para que sea compatible con los siete principios del mantenimiento productivo total.
  • Se debe desarrollar una actitud positiva entre las personas para que acepten cambios en el sistema de trabajo.

¿Cuáles son los beneficios del Mantenimiento Productivo Total?

Para finalizar, revisemos los beneficios más significativos del TPM. Así podrás evaluar qué tan conveniente es el método para tu empresa.

Beneficios organizacionales

  • Hay mejoras en el entorno de trabajo.
  • Se controlan mejor las operaciones.
  • Mejora la moral de los trabajadores.
  • Se optimizan las redes de comunicación de la empresa.
  • Se fomenta una cultura empresarial basada en las normas, el respeto y la colaboración.

Beneficios para la seguridad

  • Hay mejores políticas ambientales.
  • Se previenen muchos factores de riesgo para la salud.
  • Se eliminan las fuentes de polución y contaminación.

Beneficios para la productividad

  • La empresa se deshace de fallas que afectan drásticamente la productividad.
  • Se reducen los costos usuales de mantenimiento.
  • El producto final tiene una mejor calidad.
  • La empresa adopta tecnologías mucho más competitivas.
  • La respuesta a los movimientos inesperados del mercado.

Con base en toda esta información, ahora puedes decidir si el modelo TPM brinda lo que tu organización necesita. Recuerda, además, que para implementar el mantenimiento productivo total necesitarás un Software de Mantenimiento.

Este software te ayudará a planificar tareas de mantención y monitorear el funcionamiento de toda la maquinaria de tu empresa en tiempo real.

Por Rita Arosemena

Rita Arosemena es Content Manager en ComparaSoftware, redactora freelance y blogger. Su pasión por los software y la tecnología se dirige a hallar herramientas para la gestión del tiempo y la productividad que permitan a los nómadas digitales hacer más en menos tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *