¿Qué es un control de producción y por qué debo implementarlo?

Implementar desde cero un sistema de control de producción puede presentar muchos desafíos. Sin embargo, en este artículo te contamos los beneficios de incluirlo a tu industria. 

Luis y Héctor trabajaban hace años en la misma empresa. Conocían cada rincón del sector de producción, y los caprichos de cada una de las máquinas. Por eso, cuando se anunció la incorporación de un sistema de control, protestaron. Pensaban que este sistema estaba destinado a vigilar a los trabajadores aún más. Y que, quizás, los directivos desconfiaban de su planta. Por lo tanto, cuando se mencionó la frase “aumentar la productividad”, solo lo pudieron asociar a trabajar más horas. 

Sin embargo, con el tiempo y al ver los resultados, no pudieron más que estar de acuerdo. Implementar un control de producción no significa trabajar más. Si no, trabajar mejor. 

Pero, ¿y si ya utilizo herramientas de productividad de gestión ágil, como Kanban, o Scrum? ¡Es un gran paso! Pero, a veces, necesitamos un sistema más integral que sirva de marco para estas herramientas. Entremos más en materia.

¿Qué es el control de la producción?

El control de producción es el conjunto de acciones y revisiones que aseguran que un producto cumpla con las normas de calidad y productividad establecidas. Este control busca hacer un seguimiento del cumplimiento correcto de los plazos de entrega y la utilización de recursos dentro de una empresa.

En esta etapa, transversal a todo el sistema productivo, monitoreamos la elaboración. Pero, también, tomamos medidas preventivas y correctivas para comprobar que la planificación coincida con la capacidad de producción

Es importante que todas las áreas de la empresa se involucren en el sistema de control de producción.

Es relevante remarcar que esta actividad no es concerniente únicamente a la producción. Para que el control de producción sea efectivo, cada área de la industria tiene que involucrarse activamente en él. Sin embargo, es recomendable que un equipo específico se encargue de comandar estas tareas.

¿Cuál es el objetivo del control de producción?

Antes de empezar a implicarnos en el control de producción, revisemos los pilares fundamentales que lo sostienen. Respondamos a la pregunta ¿Cuál es el objetivo del control de la producción? 

  • Vigilar el estado de los inventarios
  • Asegurar los recursos necesarios para cada proceso
  • Planificar detalladamente cada etapa del sistema productivo. Teniendo especial atención en los tiempos y recursos requeridos por cada uno. 
  • Conocer las causas posibles de los imprevistos en la cadena productiva, y reajustar la planificación de la misma.
  • Realizar un control de calidad durante, y después de la producción. 
  • Efectuar un desglose detallado de las funciones requeridas y esperadas para cada puesto de trabajo.
  • Entregar los productos en los plazos de entrega correctos, con la calidad adecuada. 
  • Verificar la trazabilidad de cada producto. Con esto nos referimos al conocimiento absoluto sobre la procedencia y destino de cada artículo en la cadena de suministro. 
  • Reducir al mínimo necesario los tiempos de producción y de entrega. 
  • Implementar un sistema de incentivos que mejore la productividad de los empleados. 

¿Por qué debo implementar un control de producción?

Adherir a tu cadena productiva un control de producción puede reportar grandes beneficios. Aunque no todos estos beneficios se puedan traducir directamente en un incremento de las ganancias de cada mes. Pero sí puede llevar a una mejora de la dinámica interna de tu empresa. A largo plazo, verás reflejada esta mejora en los números contables de tu empresa. Estamos hablando de mejorar tiempos de producción, de mejorar la comunicación interna y de eliminar tiempos muertos. Veamos un desglose más específico de estas ventajas:

  • Con un sistema de control de producción aprovechamos los recursos y la capacidad de producción al implementar un sistema de planificación correcto. 
  • También adecuamos a nuestra productividad los niveles de recursos en nuestro inventario. De esta manera, no existen desperdicios. 
  • Podemos cumplir con los tiempos estipulados y las cantidades solicitadas, lo que aumenta nuestra productividad. 
  • Podemos echar mano a planes de respaldo en caso de imprevistos en la producción. 
  • Antes de comprometernos con un nuevo encargo, conocemos de antemano si podremos cumplirlo o no.
El control de producción aumenta la productividad de las industrias.

Conclusión

Implementar cambios desde cero puede significar un gran trastorno al comienzo, como ucirrió con el ejemplo de Luis y Héctor. Sin embargo, los beneficios de sumar un sistema de control de producción se notan casi de inmediato. Pero, ¿Cómo lo aplico a mi empresa?

El primer paso ya está dado, es decidir que este cambio es necesario para tu industria. El segundo, es igual de fácil. Puedes empezar buscando un Software de Productividad. Puedes empezar a probar algunos como Temis, TimeTackle y SPMS, y decidir si se ajustan a tus expectativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Buscas un Software?

Consigue una asesoría GRATIS

Salir de la versión móvil