Categorías
LMS (Learning Management System)

Aprendizaje Basado en Problemas

El aprendizaje basado en problemas (ABP) es una metodología didáctica surgida en los años 60. Hasta nuestros días, se ha nutrido de diferentes aportes de autores y experiencias que lo han perfeccionado.

Este modelo busca poner al alumno en primer plano, donde se convierte en agente de su propio aprendizaje. Por eso, este formato se enmarca en un proceso importante de revolución de los métodos educativos.

Para adaptarse a la realidad del aprendizaje moderno y digital, la estrategia se suma a otras nuevas formas de comunicarse y aprender, como, por ejemplo, el uso de Software LMS y componentes de E-learning.

El foco principal en el aprendizaje basado en problemas es dar prioridad a las necesidades del mundo profesional actual. Para esto, se privilegia el trabajo en equipo, la resolución de problemas y la toma de decisiones.

En este artículo, haremos un análisis profundo del aprendizaje basado en problemas como metodología, cómo se diferencia del aprendizaje basado en proyectos, sus características, ventajas y desventajas.

La educación a distancia es el futuro.
Prepárate con un Software E-Learning

¿Qué es el aprendizaje basado en problemas?

El aprendizaje basado en problemas (ABP) es un método de enseñanza en el que se toman problemas complejos del mundo real para abordarlos a través de conceptos y técnicas impartidas en clase.

Es una excelente y didáctica forma de motivar a los estudiantes, ya que se promueve el logro de objetivos. Además, esta forma de enseñanza permite adquirir conocimientos prácticos, aplicables al diario vivir, y habilidades para trabajar en grupo.

La premisa del aprendizaje basado en problemas es que el proceso de enseñanza-aprendizaje debe centrarse en los estudiantes, en sus necesidades como futuros profesionales y en su actividad académica y cognitiva.

Así, el ABP se contrapone a la presentación de hechos y conceptos cuya utilidad, en muchos casos, el estudiante no comprende. Esto ocurre mucho en la educación tradicional.

En las metodologías educativas convencionales, el docente dicta un tema en particular y se asegura de dejar todo en claro. Aquí, el alumnado es un sujeto pasivo y no consigue aprender mucho más allá de los contenidos teóricos que el profesor exige.

En cambio, el ABP puede promover el desarrollo de habilidades importantes además del mero contenido del curso, como:

  • Pensamiento crítico.
  • Resolución de problemas
  • Capacidades de comunicación.

También, al cotejar el contenido del curso con ejemplos del mundo real, el aprendizaje basado en problemas favorece la investigación, el trabajo colectivo y el aprendizaje permanente fuera del aula.

¿Cuándo usar el aprendizaje basado en problemas?

El ABP se puede incorporar a cualquier situación de aprendizaje. Sus aplicaciones comunes van desde la inclusión social en escenarios como clases de diseño y laboratorio, hasta su uso simplemente para iniciar un debate.

Lo más importante, en cualquier caso, es que el problema expuesto por el docente motive a los estudiantes a alcanzar una comprensión más profunda de los conceptos.

El ABP también se puede utilizar para crear elementos de evaluación. El hilo principal que conecta estos diversos usos es el problema del mundo real que será abordado en clase.

Aprendizaje basado en problemas vs. aprendizaje basado en proyectos

Cuando nos preguntamos qué es el ABP, podemos estar hablando de dos estrategias de enseñanza distintas, pero con las mismas iniciales.

El aprendizaje basado en problemas y el aprendizaje basado en proyectos comparten las mismas siglas: ABP. Pero sus objetivos y procesos son diferentes.

Entonces, ¿qué es el aprendizaje basado en proyectos? Salgamos de la duda.

¿Qué es el aprendizaje basado en proyectos?

El aprendizaje basado en proyectos es una estrategia de enseñanza que se fundamenta en el diseño y programación de tareas a partir de lograr la resolución de preguntas o problemas (retos).

En este caso, el problema no tiene que ser del mundo real necesariamente, sino que puede ser hipotético.

Ahora, el objetivo de la metodología es lograr que cada estudiante realice un proceso de investigación o creación con pasos estructurados, hasta llegar al producto final.

Este método promueve el aprendizaje individual dentro de un plan de trabajo definido por objetivos y procedimientos. Al mismo tiempo, a través de la experiencia y conocimientos compartidos mediante la interacción, los estudiantes consiguen aprender más.

Si bien ambas formas de aprendizaje se basan en una educación más activa, centrada en “saber hacer”, el ABP basado en problemas persigue una aplicación en el aquí y ahora.

Características del aprendizaje basado en proyectos

  • El aprendizaje basado en proyectos es también una metodología que modifica las formas tradicionales, ya que los alumnos se responsabilizan de su propio y único aprendizaje, descubren sus preferencias y estrategias en el proceso. De esta forma, van aprendiendo las lecciones a medida que progresan y se equivocan. No se les da la “respuesta correcta”, sino que la lección llega a través de su propia experiencia.
  • Los estudiantes participan en las decisiones relativas a los contenidos y a la evaluación del aprendizaje. En otras palabras, el profesor se convierte en aprendiz y no en experto. Su función principal pasa a ser la creación de escenarios de aprendizaje para que los estudiantes puedan desarrollar el proyecto.

Algo que sí comparten los dos métodos conocidos como ABP es que permiten una socialización más profunda, porque se generan debates dentro y fuera del aula.

En definitiva, el aprendizaje basado en proyectos puede integrar al aprendizaje basado en problemas. Simplemente, se debe plantear como desafío inicial un problema con cierto nivel de complejidad para garantizar que los estudiantes deban trabajar juntos.

Ventajas y desventajas del aprendizaje basado en problemas

Las características del aprendizaje basado en problemas se fundamentan en que son los propios alumnos los que asumen la responsabilidad de ser parte activa en el proceso de aprendizaje. Esto, efectivamente, conlleva una seria de pros y contras.

Ventajas

  • Aplicabilidad: significa que se puede aplicar de forma instantánea el contenido aprendido, un recurso ideal para la resolución de problemas.
  • Independencia: ayuda a formar la autoconfianza y la toma de decisiones.
  • Trabajo grupal: fomenta el trabajo en equipo sin desestimar las capacidades independientes.
  • Desarrolla habilidades de comunicación: como la argumentación oral y escrita, y la presentación de la información.
  • Desarrollo de actitudes y valores: precisión, revisión, tolerancia, etc.
  • Identificación de problemas relevantes: ayuda a reconocer el contexto aplicando el contenido del curso a ejemplos del mundo real.
  • Conciencia del propio aprendizaje: los estudiantes asumen la responsabilidad de ser parte activa en el proceso, ya que el alumno se enfrenta a sus propias carencias para obtener la motivación necesaria para subsanarlas.
  • Desarrolla el pensamiento crítico y el análisis: al delegar la resolución a los estudiantes, se ven forzados a desarrollar estrategias para proponer soluciones definitivas.
  • Desarrollo de habilidades de investigación y manejo de la información: porque los alumnos, en el proceso de aprendizaje, tendrán que partir de un enunciado del problema, y luego buscar y manejar datos para averiguar y comprender qué pasa y cómo se puede dar con una solución adecuada.

Desventajas

  • Rendimiento potencialmente más bajo en las pruebas: cuando los estudiantes tomen pruebas estandarizadas, es posible que no tengan la amplitud de conocimientos necesarios para lograr puntajes altos.
  • Disfuncional para evaluaciones clásicas: El aprendizaje basado en problemas no funciona para incorporar actividades de evaluación basadas en hechos, con preguntas de opción múltiple y respuestas cortas.
  • Formación desigual: los estudiantes pueden participar en menor o mayor medida durante la clase, por lo tanto, no todos lograrán incorporar los saberes básicos.
  • Complejidad de trabajos grupales: es posible que algunos estudiantes no muestren la madurez suficiente para trabajar de manera efectiva en equipo. Esto impide que cumplan las expectativas y que, en lugar de apoyar a sus compañeros, acaben siendo una distracción.
  • Falta de familiaridad: algunos alumnos pueden tener dificultades para comprender el concepto o naturaleza de un problema, así como vislumbrar las posibles formas de abordarlo. Las diferencias culturales influyen mucho en esto.
  • Falta de conocimientos previos: aunque la actividad debe abordar un problema relevante y tangible sin develar los contenidos previamente, muchos estudiantes necesitarán de ciertos saberes para llegar a una solución eficaz. Puedes mitigar estos problemas supervisando activamente el progreso, dictando preguntas de orientación y entregando recursos para que los alumnos se preparen fuera del aula.
  • Falta de preparación del maestro: el aprendizaje basado en problemas es una experiencia nueva, y debes aplicarla correctamente. Por ejemplo, corregir abiertamente a los estudiantes que hacen suposiciones o declaraciones erróneas puede evitar que sigan participando.
  • Falta de tiempo: dependiendo de su estilo de enseñanza, puede llevar tiempo prepararse para ejecutar con éxito una lección de aprendizaje basada en problemas.
  • Diversos grados de relevancia y aplicabilidad: puede resultar difícil identificar un problema tangible que los estudiantes puedan resolver con el contenido que están estudiando y las habilidades que poseen.

Fases del ABP

1. Identificar un problema de la vida real

La primera fase del aprendizaje basado en problemas es investigar y elegir un problema que sea interesante para los estudiantes.

El problema se debe poder contextualizar fácilmente. Lo ideal es que sea flexible para poder aplicarlo a desafíos futuros. Además, los pasos iniciales del problema deben ser abiertos y atractivos.

Para identificar un problema apropiado, comienza revisando el entorno de los estudiantes y los desafíos que normalmente ven en:

  • El colegio
  • La comunidad
  • El país

En esta etapa, es importante pensar en los intereses compartidos de los estudiantes y asegurarte de que comprendan el problema y sus implicaciones.

2. Determinar el objetivo general de la actividad

¿Qué deseas que los estudiantes sepan o puedan hacer como resultado de su participación en la tarea?

Dependiendo del problema que elijas, es importante tener claro qué es lo que se quiere lograr ejecutando el desafío. Debes poder formular el objetivo en palabras sencillas que se puedan comunicar con facilidad.

Por ejemplo, el aprendizaje basado en problemas puede intentar ayudar a los estudiantes a mejorar las habilidades relacionadas con:

  • Colaboración
  • Resolución de problemas
  • Temas alineados con el plan de estudios
  • Procesamiento de contenido diverso

3. Crear y distribuir material útil

A la hora de pensar los contenidos y diseñarlos, será vital que cuentes con un Software LMS. Tener este tipo de herramienta te permitirá compartir con tus estudiantes contenidos digitales, como videos, notas periodísticas, textos e imágenes.

A la hora de elegir el contenido, puedes decidir proporcionar elementos como:

  • Datos que ayudan a cuantificar y agregar contexto al problema.
  • Una lista de preguntas preliminares para investigar.
  • Ejemplos para graficar el problema, videos, notas, etc.

Proporcionar recursos puede ser especialmente importante para los estudiantes de primaria y los estudiantes con dificultades en grados superiores, quienes pueden no tener habilidades para trabajar sin ellos.

4. Establezca expectativas y reglas para tus estudiantes

Dentro de los pasos del aprendizaje basado en problemas, en este punto debes establecer las reglas del juego.

Se trata de preparar a los estudiantes para que trabajen de la forma correcta y eficaz en grupos.

Prepara una guía que detalle las metas y expectativas que esperas de los estudiantes. Resalta nuevamente el propósito del ejercicio de aprendizaje basado en problemas; puedes explicar lo que estás buscando en términos de colaboración, producto final, etc.

También deberías ayudar a los estudiantes a mantenerse encaminados actuando como un referente en toda la actividad.

5. Lanza la actividad e involúcrate

A la hora de iniciar la actividad, debes poder participar de forma activa, pero sin dar la resolución explícita al problema. Algunas de las tareas que debes aplicar son:

  • Llenar lagunas de conocimiento.
  • Hacer preguntas específicas a un grupo o clase, enfocando su atención en un aspecto específico del problema.
  • Cuestionar la lógica y las ideas de los estudiantes de manera constructiva.
  • Proporcionar pistas para ayudar a corregir el razonamiento incorrecto (no respuestas).
  • Cuestionar la conclusión o la lógica de un estudiante con respecto a un punto determinado, ayudándolo a pensar en los puntos difíciles.

Al participar de esta manera, puedes brindar información cuando los estudiantes más la necesitan, alentándolos a analizar el problema de manera efectiva.

Además, es vital que realices seguimiento y tomes notas constantes. Debes tener en cuenta factores como:

  • Tareas completadas.
  • La calidad de esas tareas.
  • El trabajo y la solución general del grupo.
  • La comunicación entre los miembros del equipo.

6. Haz que los estudiantes presenten ideas, hallazgos y conclusiones

Si dividiste en grupos pequeños, puedes pedir que los estudiantes presenten sus pensamientos y resultados frente a la clase.

Anima a otros estudiantes a hacer preguntas, permitiendo que el grupo de presentación elabore y proporcione evidencia de sus pensamientos.

Esto concluye la actividad y le da a tu clase la oportunidad de rever y comparar sus resultados con los demás grupos.

7. Evaluación y cierre

El último de los pasos del ABP consiste en hacer que las autoevaluaciones y las evaluaciones de los compañeros sean parte de la calificación de la tarea.

Contar con un Software Educativo también podría ayudarte a evaluar la participación y avances de cada grupo. Ya que puedes:

  • Monitorear el progreso y el desempeño del usuario.
  • Hacer uso de funciones interactivas como discusiones en cadena, videoconferencias y foros.
  • Revisar los elementos entregados.

Aprendizaje basado en problemas: ejemplos

Se trata de un pueblo donde hay problemas con el agua potable. El grifo suele traer aire o, si tiene agua, no sale con mucha presión.

Durante la etapa de investigación, se realizaron entrevistas con referentes de la comunidad y algunos dirigentes políticos y sociales. Hay quienes sugieren que un granjero de la zona ha desviado el río para regar sus cultivos, otros sugieren hay poca agua y, algunos, que se desperdicia.

Conociendo la situación problema, el alumnado puede preguntarse si las tuberías están rotas, si la fuente de agua se está secando, etc.

El profesor ha definido como objetivo de la actividad proponer soluciones tecnológicas, aplicando los contenidos aprendidos en otros momentos de la clase. Los estudiantes conocen sobre electricidad, física y química, por lo que se espera que generen soluciones vinculadas a estos conocimientos.

A su vez, propuso como reglas formar grupos de 4 personas, definió los tiempos y entregables del proyecto. Se trató de una actividad que se efectuó durante todo el año, a la par de tareas de educación tradicional. El objetivo final era presentar un prototipo o diseño de la solución, detallando materiales, costos y cronograma.

El proyecto se desarrolló con la supervisión técnica del profesor, puestas en común de los avances y reflexiones sobre lo que los estudiantes iban aprendiendo.

La escuela trabaja con una plataforma de Software E-learning llamada Evolcampus. Con esta herramienta, los estudiantes pudieron gestionar los pasos del proyecto desde casa, ya que se trata de un programa alojado en la nube.

Los estudiantes utilizaron la plataforma para:

  • Cargar y compartir todo tipo de archivos: como PDF, videos, audios e imágenes.
  • Acceder a los contenidos teóricos que subió el profesor a la plataforma.
  • Comunicarse entre los miembros del grupo y con el profesor.
  • Participar en debates a través de actividades en el foro.
  • Realizar videoconferencias desde diferentes partes de la comunidad.

Finalmente, se presentaron los prototipos, se dieron a conocer a la comunidad y se establecieron lazos con personas clave para poder continuar con los proyectos fuera de la institución escolar, marcando un final exitoso para la práctica ABP.

Aprendizaje basado en problemas: otros posibles disparadores

Veamos algunos ejemplos de problemas reales que pueden utilizarse en diferentes áreas educativas.

Biología: plaga de insectos

Hay una plaga de moscas en un pueblo que afecta la producción de uvas, perjudicando los frutos y la salud de los habitantes.

Algunas preguntas que se pueden plantear los alumnos son:

  • ¿Cómo se reproducen las moscas?
  • ¿Son propias de la zona?
  • ¿Ha habido lluvias torrenciales?
  • ¿Hay agua estancada?
  • ¿Qué insecticidas se suelen utilizar en el pueblo?

Luego, los estudiantes pueden elaborar un plan de actuación para disminuir el número de moscas, además de plantear cómo enseñar a los habitantes a tratar el problema de cara al futuro.

Seguridad: evacuación de un instituto

Un instituto ha sufrido una inundación y el plan de evacuación ha sido un desastre: las puertas de emergencia se bloquearon, hubo empujones y los alumnos no sabían cómo actuar.

Se plantea reelaborar el plan de evacuación para evitar que esto vuelva a ocurrir. Los alumnos pueden preguntarse qué falló la última vez, si las señales de emergencia estaban bien colocadas, si el personal sabía qué hacer en caso de evacuación, etc.

Además, los estudiantes pueden ponerse en contacto con la oficina de bomberos y el departamento de policía para indagar qué debe hacerse en caso de emergencia.

Historia del arte: película sobre la caída de Roma

Un director quiere rodar una película sobre la caída de Roma. Aprovechando esta idea, el profesor quiere que los alumnos piensen en las posibles escenas del guion. Para ello, deberán conocer sobre las costumbres, la ambientación y las tradiciones de la época.

Los alumnos actúan como si fueran consultores de bellas artes. Deben documentarse sobre cómo eran los edificios en la época clásica, leer el guion y definir cuáles serían los lugares más adecuados en la ciudad para representar las escenas de la película.

Consejos para implementar el método ABP

Para poder implementar exitosamente el aprendizaje basado en problemas, es fundamental que conozcas bien los pasos y características del ABP. Pero haremos hincapié en los aspectos clave, para recordarte lo que debes respetar para ejecutar esta metodología.

  • En lugar de enseñar material relevante y luego hacer que los estudiantes apliquen el conocimiento para resolver problemas, primero se presenta el problema.
  • Considera el cronograma y los tiempos de los estudiantes. Las asignaciones de ABP pueden ser cortas o más complejas, y tomar un semestre completo.
  • El ABP suele estar orientado a grupos, por lo que es positivo reservar tiempo en el aula para indicar a los estudiantes cómo trabajar en grupo.
  • Contar con un Software LMS servirá para ejecutar el proyecto de forma efectiva, con herramientas ideales para la metodología ABP.
  • Recuerda que el verdadero protagonista de esta experiencia es el alumno.
  • No olvides que los grupos de ABP dependen en gran medida de las habilidades de los profesores para fomentar la participación del estudiante. El trabajo en equipo y el pensamiento de orden superior se desarrollarán en tanto existan las condiciones idóneas.

Conclusiones

  • El aprendizaje basado en problemas comparte ventajas y desventajas con el aprendizaje basado en proyectos, pero no son iguales. Pueden combinarse, pero el basado en proyectos no siempre parte de un problema real.
  • El ABP es una forma excelente de comenzar a aplicar nuevas metodologías en la educación, ya que puede combinarse con el uso de software y prácticas de aprendizaje digital.

¿Buscas un Software E-Learning?

Encuentra una lista comparativa de herramientas y asesoría gratuita para elegir el software adecuado en ComparaSoftware.


Referencias:

“Problem-Based Learning (PBL) “. 2020. Citl.Illinois.Edu. https://citl.illinois.edu/citl-101/teaching-learning/resources/teaching-strategies/problem-based-learning-(pbl).

“Problem-Based Learning | Center For Teaching Innovation”. 2020. Teaching.Cornell.Edu. https://teaching.cornell.edu/teaching-resources/engaging-students/problem-based-learning.

Por Gabriel Mancuzo

Gabriel Mancuzo es Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina) y tiene amplia experiencia en atención al usuario. La programación y los software son campos que lo apasionan. Actualmente, redacta artículos para el blog de ComparaSoftware en las áreas de Gestión de Proyectos, Atención al Cliente, Marketing y Ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *