Vemos una imagen de un equipo de trabajo ejecutando un análisis FODA en un pizarrón blanco.

Análisis FODA: cómo puede ayudarte a mejorar en tu empresa


Es común escuchar el término análisis FODA en los ámbitos corporativos, dado que en toda organización es importante hacer una autoevaluación de lo que sucede. El análisis FODA permite identificar los puntos fuertes y débiles de una empresa para establecer estrategias ante los retos o nuevas oportunidades de crecimiento.

A continuación, te explicamos en qué consiste un análisis FODA pasando por cada aspecto, cómo hacer uno y un ejemplo referencial para que tengas en claro cómo ejecutarlo.

Qué es un análisis FODA

El análisis FODA (también conocido como DAFO o en inglés, SWOT) es una técnica que permite a una empresa autoevaluar sus características internas y externas. 

Sin embargo, es un tipo de análisis que también puede aplicarse a otros ámbitos como producto, idea, situación o persona. Incluso puedes llegar a realizar un análisis FODA personal para cumplir tus objetivos.

Este método fue desarrollado por M. Dosher, Dr. O. Benepe, A. Humphrey, Birger Lie y R. Stewart en el Instituto de Investigaciones de Stanford en Estados Unidos entre los períodos de 1960 y 1970. La investigación estudiaba por qué fallaban las planificaciones corporativas a nivel gerencial, dando como resultado esta herramienta.

De esta manera, un análisis FODA o DAFO se diseña para comprender la situación de un negocio por medio de una lista completa de sus puntos fuertes (fortalezas y oportunidades) y débiles (debilidades y amenazas). 

Por lo tanto, es de gran ayuda para la toma de decisiones actuales y futuras, porque permite conocer lo que se está haciendo bien y todo aquello que representa un reto actual o potencial.

Vemos una imagen de un gráfico FODA donde se ven las cuatro partes: fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.
En el análisis FODA identificamos cuatro aspectos: fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

El FODA se divide en dos partes: análisis interno y externo. En el diagnóstico interno se analizan las fortalezas y debilidades considerando la estructura empresarial, la operatividad, la dirección y los aspectos financieros que influyen en el funcionamiento. 

Mientras que en el diagnóstico externo se analizan diferentes condiciones que justamente afectan desde afuera a la empresa. Pueden presentarse como amenazas u oportunidades, dependiendo del impacto que tengan en su operación.

A continuación, te explicamos cada una de las partes de un FODA y cómo puedes implementar este tipo de análisis en tu empresa.  

Fortalezas

Las fortalezas de un análisis FODA representan los puntos fuertes de una empresa. Hablamos de aspectos positivos que pueden direccionar el futuro de una organización hacia el éxito.

Al analizar este aspecto, puedes intentar repetir los puntos fuertes de un área determinada para mejorar otra.

Al identificar las fortalezas de tu empresa, puedes preguntarte por qué es lo que se hace bien, qué nos diferencia del resto de las compañías y cuáles son los aspectos que destacan nuestros clientes.

Un ejemplo de fortaleza es un identificar que tu empresa dedicada al servicio de reparación de celulares cuenta con un excelente servicio al cliente en términos de disponibilidad y eficiencia. 

Oportunidades

Aquí nos referimos a identificar las buenas oportunidades que tiene la empresa y que le pueden traer beneficios dentro del mercado. También se incluyen las debilidades que quisieras mejorar y factores internos que pueden ayudar a tu empresa a alcanzar sus objetivos.

Para poder visualizar las oportunidades en el análisis FODA, puedes pensar en las metas que quieres alcanzar, qué aspectos desean mejorar o si hay factores externos que puedan representar un beneficio para la compañía. 

Por ejemplo, el auge de la digitalización puede ser una gran oportunidad para varios emprendimientos que están dando sus primeros pasos y pueden empezar de 0 a implementar sistemas automatizados. 

Vemos una infografía del análisis FODA.
Cada aspecto del análisis FODA permite evaluar la situación actual de una organización.

Debilidades

Se refiere a las iniciativas dentro de tu empresa que no funcionan como se esperaba. Las debilidades representan una desventaja ante tus competidores, pero lo bueno es que, al identificarlas, sabrás exactamente cuáles puntos necesitas mejorar en tus proyectos.

Las debilidades en el análisis FODA se refieren a los puntos débiles o aspectos negativos internos de una empresa que no funcionan como se esperaba. Si bien posicionan a la empresa en una situación de desventaja frente a sus competidores, al identificarlas sabrás exactamente cómo mejorar y superar esas dificultades

Si estás en esta etapa del análisis, te servirá interrogante por aquellas iniciativas que no funcionan, si hace falta capacitación en el equipo, como también qué tipo de recursos podrían ser útiles para mejorar el rendimiento.

Por ejemplo, una debilidad puede ser el presupuesto limitado para determinadas campañas publicitarias en los lanzamientos de productos, lo que puede condicionar su éxito. 

Amenazas

Cuando hablamos de amenazas nos referimos a los problemas, desafíos o dificultades que tu empresa puede enfrentar. Para evitar confusiones, se diferencia de la debilidad en que resultan son factores externos que normalmente escapan de nuestro control.

De hecho, estas situaciones negativas pueden llegar a provocar problemas, conflictos o hasta poner en riesgo la permanencia de la organización. Por eso, hacer un análisis FODA es importante para identificar a tiempo los problemas más graves y corregir a tiempo.

Por eso, debes preguntarte por tu competencia y el mercado: las nuevas tendencias, los cambios en el sector, qué es lo que están haciendo nuestros competidores.

No es lejano pensar la pandemia como una amenaza que llegó a cambiar gran parte de las estructuras empresariales e incluso terminar de hundir muchas de ellas.

Cómo hacer un análisis FODA

Ahora te explicamos en detalle cada parte de esta herramienta de autoevaluación, te dejamos algunos consejos de cómo empezar a implementarla en proyectos y análisis de situación. 

1. Dibuja un diagrama

La mejor forma de identificar los aspectos de un análisis FODA es visualizarlo. Puede en un pizarrón, hoja de papel o incluso en plataformas o sitios web colaborativos. Dibuja una cruz que divida el espacio en cuatro, y en cada uno de los cuadrantes escribe Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas.

2. Contextualizar la situación

En el caso de un proyecto, deberás reunir a los participantes y explicar cuál es la meta del proyecto, en cuánto tiempo se quiere alcanzar, si hay algún antecedente o es algo nuevo. 

Que todos cuenten con la información necesaria para participar dará lugar a mejores ideas y resultados.

3. Hacer una lluvia de ideas

Puedes ejercitar la lluvia de ideas solo, pero será mucho más efectivo si reúnes a tu equipo de trabajo porque surgirán más ideas y otras perspectivas.

4. Establecer las reglas del ejercicio

Como en los juegos, establecer algunas reglas no viene mal. Por ejemplo, ser realistas en las ideas que surjan, mirar la situación desde diferentes perspectivas, ser objetivos, y plantear un horario para la sesión o sesiones de discusión a fin de mantener la fluidez del proceso.

5. Reunir la información en pares

Como habíamos mencionado, hay un orden interno y externo para el análisis FODA. Sin embargo, aquí cambiamos el orden. Lo ideal es reunir la información en pares: primero las Fortalezas y Oportunidades y después las Debilidades y Amenazas. 

Una vez obtenida la información para cada categoría, se puede iniciar la discusión para explicar y argumentar cada punto si el análisis FODA es hecho en equipo.

6. Dejar reposar tu análisis FODA

Cuando terminen el análisis, recomendamos dejar reposar las ideas para, después de un par de días, revisarlo nuevamente. Puedes editar, modificar y ampliar tu análisis tanto como creas conveniente.

7. Crear una estrategia

Al finalizar el análisis, deberán discutir las acciones a realizar para el buen desarrollo del proyecto. 

En el caso de un lanzamiento de producto o un objetivo puntual como el incremento de las ventas, una estrategia de marketing puede ser un acierto con las ideas correctas. Emprender un estudio de benchmarking también es recomendable si lo que deseas es estudiar a tu competencia. 

Además, al identificar acciones que se puedan medir podrán calcular a efectividad del avance en sus esfuerzos.

Ejemplo de un análisis FODA: Amazon

Amazon es una compañía estadounidense de comercio electrónico que desde su fundación en 1994 no ha parado de crecer. La innovación y la inversión en nuevas tecnología son sus mayores cualidades.

Siendo una de las compañías más valiosas del mundo, es difícil imaginar que tenga falencias. Sin embargo, como cualquier otra organización, se puede analizar desde la perspectiva de un FODA. A continuación, te mostramos un breve análisis como ejemplo para que puedas visualizar más claramente el proceso.

Vemos una infografía donde se explica el análisis FODA con un ejemplo de la compañía Amazon.
Ejemplo de análisis FODA de Amazon.

Conclusión

El análisis FODA es una técnica de autoevaluación que permite anticiparse a nuevos desafíos y hallar oportunidades que de otra manera podrían pasar desapercibidas. 

Es importante que el proceso de identificación sea realista, dado que de esos resultados dependerán tus decisiones a futuro. Si lo aplicas correctamente, puede ayudarte a mejorar procesos y superar a tu competencia. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *