Categorías
Mantenimiento

Mantenimiento Diferido: Guía de Aplicación Rápida

La lógica de realizar mantenimiento diferido puede ir en contra del sentido común.

Por lo general, cuando hablamos de mantener un activo en buen estado al detectarse una falla, pensamos en “hacer” o actuar de inmediato. En este caso, sorprendentemente, se trata de “no hacer”.

El mantenimiento diferido responde a un filtro fundamental:

¿Tenemos el dinero para realizar ahora X o Y tarea de mantenimiento?

Si la respuesta es negativa, no hay más que preguntar: las reparaciones de los activos se retrasarán.

En este artículo, analizaremos qué es el mantenimiento diferido y cómo gestionarlo correctamente.

¿Qué es el Mantenimiento Diferido?

El mantenimiento diferido reúne las actividades de mantenimiento preventivo y correctivo que no se realizan cuando se debe, o que estaban programadas y se aplazan para un período futuro. 

No es que sea por descuido; a veces, puede ser una estrategia. En especial cuando el mantenimiento compite con los recursos dispuestos para otros programas o compromisos dentro de la empresa.

El mantenimiento diferido es útil, por cuando, cuando los encargados de asignar el capital han definido otras prioridades.

Está claro que no es la estrategia más recomendable, ya que:

  • Puede aumentar los costos futuros y los gastos de capital.
  • Genera peligros para la seguridad.
  • Supone un mayor gasto energético.
  • Daña la reputación de la empresa.

Ventajas del Mantenimiento Diferido

Los beneficios del mantenimiento diferido son casi nulos y solo debería aplicarse en caso de emergencia.

Si se atienden estos parámetros, puede que las organizaciones disfruten de ciertas ventajas. Entre ellas:

  • El mantenimiento diferido permite enfocar los recursos en áreas que se consideran más importantes (siempre y cuando la avería no signifique un riesgo para el personal y el medioambiente).
  • El retraso puede valer la pena si la justificación es reparar una falla general o agilizar trabajos pendientes.
  • Es posible invertir en reparaciones críticas que en su momento, por recursos limitados, habrían sido aplazadas.

¿Cómo Planificar un Mantenimiento Diferido?

Planificar una estrategia de mantenimiento diferido supone ir poniéndose al día con las acciones preventivas y correctivas.

Un plan sólido debería ayudar a reducir la acumulación de acciones de mantenimiento irresolutas.

A continuación, listamos los factores vitales para programar el mantenimiento diferido en una empresa, con la meta de pasar a un plan de mantenimiento correctivopreventivopredictivo o mixto luego de ello:

  • Monitorear al personal para corroborar que cuenta con la capacitación adecuada y el acceso a la información necesaria, como los registros de mantenimiento de los equipos.
  • Priorizar las tareas críticas que requieren atención, y que conllevan más riesgo para el personal y la producción. Un análisis de criticidad puede ayudarte a jerarquizar la maquinaria más importante.
  • Hacer un análisis del inventario e implementar una gestión eficiente de las piezas de repuesto.
  • Analizar el presupuesto y asignar los recursos necesarios.
  • Reorganizar y comenzar a implementar medidas preventivas.
  • Incorporar un Software de Mantenimiento profesional para gestionar las tareas en espera.
software mp
MP Versión 10 es un software profesional para la gestión de mantenimiento que puede ayudarte a llevar un mejor orden en tu empresa.

Mantenimiento Diferido: ejemplos

Un ejemplo común de mantenimiento diferido es cuando la lista de rutina se ve afectada por un imprevisto. Pensemos en una empacadora de manzanas.

Los técnicos reciben las órdenes de trabajo mediante un software de mantenimiento como MP Versión 10.

La lista incluye:

  • Cambiar unos bombillos en la oficina.
  • Medir la presión de las máquinas.
  • Cambiar el aceite en dos motores.

Durante la jornada, se produce un corte imprevisto de electricidad por una tormenta, y todos los técnicos deben abocarse a la reparación del tablero eléctrico.

Es la tarea de mayor prioridad para la empresa, por lo tanto, el resto de las actividades tendrá que esperar (con el riesgo de seguir acumulándose si no se gestionan correctamente).

Conclusiones

A pesar de no ser una práctica recomendada, en toda organización se aplazan tareas de mantenimiento cuando ocurren imprevistos.

Hay que estar preparados para ello y saber cómo evitar que se salgan de control empleando otras estrategias de mantenimiento.

Un paso importante para ordenar tareas y priorizar actividades es conocer las herramientas digitales que los encargados de mantenimiento implementan.

En ComparaSoftware, puedes encontrar un listado de programas y comparativas detalladas sobre las distintas soluciones digitales que hay en el mercado para la gestión de mantenimiento.

Estos programas te servirán, entre otras cosas, para depurar tareas acumuladas que no paran de crecer.

Referencias:

Mantenimiento diferido – Deferred Maintenance. Disponible en: https://es.qwe.wiki/wiki/Deferred_maintenance

Deferred Maintenance. Disponible en: https://limblecmms.com/blog/what-is-deferred-maintenance/

Por Gabriel Mancuzo

Gabriel Mancuzo es Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina) y tiene amplia experiencia en atención al usuario. La programación y los software son campos que lo apasionan. Actualmente, redacta artículos para el blog de ComparaSoftware en las áreas de Gestión de Proyectos, Atención al Cliente, Marketing y Ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *