tipos de Kanban

¿Cuáles son los Tipos de Kanban? Producción vs. Retiro


El método Kanban es un sistema de gestión y visualización de procesos basado en etiquetas o tarjetas.

Es semejante al cerebro humano, que envía instrucciones a varias partes de nuestro organismo para mantener todo en orden.

La implementación de sistemas Kanban puede ser muy acertada si necesitas trabajar de manera rápida y directa.

De hecho, si quieres entender cómo las grandes empresas gestionan sus proyectos, primero tienes que saber cuáles son los tipos de tarjetas Kanban.

Hablaremos de ello en esta nota, ¡sigue leyendo!

Tipos de tarjetas Kanban

Las tarjetas Kanban ayudan a vincular físicamente un producto o servicio con información útil sobre su estado o condición dentro del flujo de trabajo.

Dicho de otra forma, son recursos de visualización que hacen más sencillo maniobrar efectivamente durante el ciclo de vida de un proyecto.

Entrando un poco en materia, existen 2 tipos de tarjetas Kanban:

  1. Tarjetas de producción
  2. Tarjetas de retiro o retirada

Aunque es posible hallar una amplia lista de Software de Kanban, todos los sistemas de control de producción, inventario o flujo de trabajo basados en este modelo se fundamentan en las 2 variedades de tarjetas mencionadas.

De modo que, cuando trabajes con Kanban, el cumplimiento y precisión de las tareas asignadas dependerá de conocer los tipos de Kanban mencionados.

Tipos de Kanban: ¿Para que sirven las tarjetas de Producción?

El Kanban de Producción es aquel que contiene la orden o descripción de un producto en específico, que debe ser sustituido o repuesto.

Por ejemplo: usarás la tarjeta de producción asignada a un producto para marcarlo como “En proceso”.

Una vez vendido, la tarjeta será retirada de la mercancía y se indicará en el sistema que el artículo debe ser sustituido en el stock.

Tipos de Kanban: Tarjetas de Retirada

Otro de los tipos de tarjeta Kanban es el Kanban de Retirada, donde se utiliza un sistema de 2 etiquetas: una de Producción y otra de Retirada.

Generalmente, lo usan empresas que tienen una línea de producción compuesta por varias fases.

Para hacerte una idea, imagina que tienes un negocio de fabricación de autopartes.

Supongamos que están ensamblando un artículo que se compone de varias piezas y necesita pasar por 2 líneas de producción, una de armado y otra de pintura.

Al salir de la línea de armado, colocas una tarjeta de producción al artículo, indicando que ya finalizó la primera fase y está “en proceso” de entrar a la segunda parte.

En cuanto el producto pase al área de pintura y culminen los últimos toques, se coloca una tarjeta de retirada para identificar la pieza como “producto terminado”.

banner software gestion

Conclusiones

Es importante que sepas cómo mantener el control en los flujos de trabajo de tu empresa.

Usar un Software Kanban puede simplificar mucho la travesía y ayudarte a gestionar mejor tu negocio sin complicaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *