Categorías
Mantenimiento

Niveles de Mantenimiento: ¿Cuáles son?

El mantenimiento de una organización es como cuidar la propia salud. Debemos tener rutinas saludables y hacernos chequeos cada cierto tiempo. Para hacerlo exitosamente, necesitamos conocer y aplicar los niveles de mantenimiento.

En el caso de las organizaciones e industrias, cada nivel de mantenimiento se corresponde con un paso más profundo de conocimiento.

En este artículo, desglosaremos cada uno de los 5 niveles de mantenimiento que debes contemplar para tu empresa.

Cada nivel de intervención de mantenimiento es igual de importante. Es decir, si fallamos en las tareas del nivel 1, tendremos que realizar intervenciones más complejas, y así sucesivamente en cada nivel.

¿Cuántos niveles de mantenimiento hay?

Hay 5 niveles de mantenimiento que se diferencian entre sí en complejidad y profundidad.

En las empresas con una estructura sólida, se acostumbra programar las tareas de mantenimiento y llevar un registro de ellas. Entre las actividades que pueden programarse tenemos:

  • Generación, asignación y seguimiento de órdenes de trabajo. 
  • Programación automática de trabajos rutinarios.
  • Reprogramación de la próxima fecha en la que debe realizarse el mantenimiento.
  • Designación de tareas al personal, en función de su duración estimada y las cargas de trabajo.
  • Inventario de repuestos y consumibles.
🧠 Clave:

Un Software de Mantenimiento como Emaint permite gestionar todos los niveles de mantenimiento y administrar las tareas que se deben realizar.

Primer Nivel de Mantenimiento

  • Operaciones simples.
  • Mínimo o nulo nivel de instrucción.
  • Sin riesgo para la producción o el operario.
  • Se trabaja con elementos integrados al equipo.

El mantenimiento de primer nivel incluye actividades de mantenimiento sencillas que son esenciales para las operaciones. Para ejecutarse, se utilizan herramientas básicas, y a veces ni siquiera son necesarias.

En el nivel 1 de mantenimiento, no se corre ningún riesgo para el trabajador, y el acceso a la máquina o equipo es seguro.

Este tipo de operaciones pueden ser realizadas por el mismo operador de producción y pueden ser programadas en el calendario de rutina.

En este nivel, se incluyen las regulaciones y controles o inspecciones de rutina. Estas tareas están determinadas por el fabricante, y a veces se incluyen instructivos de cómo hacerlo.

El mismo equipo posee componentes preparados para estas revisiones, como indicadores de aceite y agua. Son componentes accesibles, de modo que no hace falta proceder a ningún desmontaje o cambio de elementos.

Las operaciones de primer nivel son elementales, por ejemplo:

  • Control y reemplazo de líquido (aceite, combustibles, etc.)
  • Reemplazo de los artículos consumibles o de accesorios (cordones, pilas, etc.).
  • Lubricación diaria.
  • Reemplazo de lámparas de luz.
  • Control de filtros y limpieza.

Segundo Nivel de Mantenimiento

  • Operaciones simples.
  • Nivel de instrucción básico necesario.
  • Existe un riesgo potencial para el operario.
  • Se trabaja con elementos integrados y externos al equipo.

El mantenimiento de nivel 2 está dedicado a intervenciones que requieren procedimientos simples.

Un trabajador calificado, con procedimientos detallados, puede realizar este tipo de operaciones.

No se debe confundir con las tareas del primer nivel de mantenimiento, ya que, en este caso, las tareas representan una complejidad superior y los procedimientos de ejecución no son tan simples.

Si bien se trata de tareas sencillas, el operario necesita de una capacitación básica. Esto le permite trabajar con seguridad en activos que pueden conllevar riesgos potenciales.

En este caso, las tareas ya no son efectuadas por el operador del equipo, sino que son efectuadas por personal “de mantenimiento”, es decir, personal de fabricación que conoce muy bien la operación del equipo y que ha sido debidamente formado.

Algunos ejemplos de este tipo de actividades son:

  • Control de parámetros de funcionamiento con herramientas de medición integradas.
  • Controles de performance, regulaciones, reparaciones por intercambio estándar de componentes (reemplazo fácil).

Tercer Nivel de Mantenimiento

  • Operaciones complejas preventivas y correctivas simples.
  • Nivel de instrucción alta necesaria.
  • Existe riesgo potencial para la producción y los técnicos involucrados.
  • Se trabaja con elementos integrados y externos al equipo.

El mantenimiento de nivel 3 incluye operaciones que requieren procedimientos complejos.

Un técnico calificado con procedimientos detallados puede realizar este tipo de operaciones.

Se incluyen, en este nivel, todas aquellas acciones que necesiten procedimientos complejos.

Este tipo de operación de mantenimiento puede ser efectuada por un técnico calificado con la ayuda de instrucciones detalladas.

Las tareas que se deben contemplar en este nivel están relacionadas con la identificación y diagnostico de averías, reparación por cambio de componentes funcionales y reparaciones mecánicas menores.

Algunos ejemplos de actividades que se contemplan aquí son:

  • Control y ajustes que requieren herramientas de medición externas a la máquina.
  • Regulaciones generales.
  • Operaciones de mantenimiento sistemático delicadas, reparaciones por intercambio de subconjuntos y componentes.

Cuarto Nivel de Mantenimiento

  • Operaciones complejas, correctivas o preventivas.
  • Nivel de instrucción alta y especializada necesaria.
  • Existe riesgo potencial para la producción y los técnicos involucrados.
  • Se trabaja con elementos integrados y externos al equipo.

El mantenimiento de nivel 4 contempla los trabajos importantes de mantenimiento correctivo o preventivo.

Está dedicado a operaciones cuyos procedimientos implican técnicas o tecnologías particulares.

Para este nivel, ya se requiere de un técnico o equipo cualificado, con alguna instrucción de mantenimiento general o especial.

En este grupo, se debe contemplar todo el conjunto de acciones donde se necesita una especialización por parte del personal que va a efectuar la tarea.

Este tipo de operación de mantenimiento puede ser efectuada por un técnico o un equipo especialista con la ayuda de todas las instrucciones de mantenimiento general y particular en caso de ser necesario.

Estas operaciones de mantenimiento no son rutinarias, sino que deben programarse de forma anticipada.

Algunas tareas que se incluyen en el cuarto nivel son:

  • Revisiones parciales o generales que no requieran el desmontaje completo de la máquina.
  • Reparaciones especializadas.
  • Verificación de aparatos de medición.

Quinto Nivel de Mantenimiento

  • Operaciones complejas de tipo correctivo.
  • Nivel de instrucción especializada.
  • Existe riesgo potencial para la producción y los técnicos involucrados.
  • Se trabaja con elementos integrados y externos al equipo.

El mantenimiento de nivel 5 contempla tareas y operaciones que implican un know-how particular y requieren técnicas, tecnologías o procesos especiales.

Se trata del último y más complejo nivel de operaciones de mantenimiento (renovación, reconstrucción, etc.) En la mayor parte de los casos, se requiere de equipos de apoyo para realizar la intervención de forma exitosa.

Este tipo de intervenciones necesitan programarse con tiempo, ya que afectan el normal funcionamiento de la planta.

Son de carácter puntual y no forman parte del día a día de nuestra actividad de mantenimiento. Además, son trabajos de renovación, reconstrucción o reparación importantes confiadas muchas veces a proveedores externos de mantenimiento.

Cuando hablamos de acciones correctivas, esto implica que se cambiarán o repararán componentes obsoletos o próximos a caducar. Por eso, son tareas asignadas a empresas especializadas.

Algunas tareas que se incluirían aquí son:

  • Revisiones generales con desmontaje completo de la máquina.
  • Reacondicionamiento de equipos.

Conclusiones

La práctica del mantenimiento por niveles es fundamental para considerar y planificar cronogramas de tareas.

Cuando has evidenciado sus beneficios, ya no tendrás sorpresas desagradables en tus equipos.

Por supuesto, considerar cada nivel demandará una planificación detallada. Cuando todas las tareas de mantenimiento pasan a tenerse en cuenta en la planificación, es preciso contar con una solución digital para almacenar todos estos datos y poder llevar un registro del trabajo.

Revisa la selección de Software de Mantenimiento de ComparaSoftware, y encuentra la solución para tu empresa.

Por Gabriel Mancuzo

Gabriel Mancuzo es Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina) y tiene amplia experiencia en atención al usuario. La programación y los software son campos que lo apasionan. Actualmente, redacta artículos para el blog de ComparaSoftware en las áreas de Gestión de Proyectos, Atención al Cliente, Marketing y Ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *