Categorías
Gestión de Proyectos

Modelo GROW: Así Puedes Aplicarlo en Tu Empresa

Una compañía, como una persona, puede tener momentos de mucho auge y otros de crisis severa. Es entonces cuando el Modelo GROW puede ser un salvavidas.

¿Baja Productividad?

El 77% de las empresas con proyectos de alto rendimiento usa un software de gestión para el logro de objetivos.

¿Qué es el Modelo GROW?

El Método GROW es una herramienta que puede ser aplicada de forma personal o en la gestión de proyectos de una organización, y que ayudará a solventar casi cualquier situación basándose en un profundo análisis introspectivo de la persona o, en su caso, de la empresa.

El método GROW es un sistema de análisis autocrítico empleado en el mundo empresarial para reconocer fallas, replantear metas, explorar nuevos métodos y, al final, obtener mejores resultados en el desempeño de una compañía.

El uso del Método GROW empresarial está basado en las siglas de Goal, Reality, Options y Will, y hace referencia a un proceso de análisis reflexivo muy profundo que, la mayoría de las veces, requiere de la orientación de un coach o motivador.

  • “G” de Goal o meta. En esta primera etapa, se deben formular o replantear los objetivos que se desee lograr. Es importante que estos objetivos sean realistas y estén dentro de las posibilidades de la organización.
  • R de “Reality” o realidad. Consiste en saber identificar la situación actual de la empresa, la cual debe ser analizada como un todo y también de forma desglosada, considerando por separado todas las partes involucradas.
  • O de “Options” u opciones. Se trata de poner sobre la mesa cada una de las alternativas que tiene la empresa para lograr sus “Goals”. Las opciones que vayan a considerarse deben ser igualmente realistas y estar dentro del alcance del accionar de la empresa.
  • W de “Will” o voluntad. Es el compromiso adquirido por cada uno de los miembros del equipo o la empresa para cumplir con las metas planteadas en un periodo determinado.

Características del Método GROW empresarial

  • Método sencillo: sus cuatro pilares suponen una metodología bastante sencilla de aplicar, pero con resultados realmente buenos.
  • Variedad de aplicaciones: el modelo GROW, aunque su mayor aplicación es en el ámbito empresarial, se puede extrapolar a cualquier situación de la vida diaria.
  • El éxito depende de la disposición individual: en la medida en que se invierta el tiempo y dedicación necesaria para poner en práctica el método, se verán mejores resultados en menos tiempo.
  • Actual: debido a su eficacia demostrada, GROW se mantiene actualizado.

¿Cómo aplicar el Modelo GROW?

Si se quiere aplicar un Método GROW de ejemplo, lo primero que se debe conocer y manejar es una serie de preguntas enfocadas en el análisis introspectivo que ha de realizarse en cada etapa del proceso.

Por ejemplo, en la etapa G se deben plantear preguntas como:

  • ¿Qué necesita la empresa para mejorar?
  • ¿En cuánto tiempo se deberían ver mejoras?

En la fase R, encajan preguntas como:

  • ¿Cuál ha sido la esencia de la empresa hasta ahora?
  • ¿Con qué recursos contamos para mejorar?

En la etapa O, se realizan preguntas de tipo comparativo:

  • ¿Qué ventajas tiene X opción sobre la opción Y?

La etapa W no se basa en preguntas autocríticas, sino en la asunción de un rol y compromiso para la causa común del equipo de trabajo: el bienestar de la empresa.

El éxito de una empresa es el reflejo de su bienestar interno. El método GROW no solo ofrece mejores resultados empresariales, sino que potencia el desempeño individual y mejora la complicidad entre organización y trabajadores.

Por Angel Patino

Ángel Patiño es Licenciado en Educación, Magíster en Lingüística y redactor freelancer. Le apasiona escribir sobre Software de Gestión de Mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *