Ventajas de la inteligencia artificial 1

5 Ventajas de la inteligencia artificial y aplicaciones en la vida real


En la era de la optimización y desarrollo, las ventajas de la inteligencia artificial pueden extenderse a múltiples disciplinas y llegar a proyectar un futuro automatizado. A medida que esta tecnología avanza, comenzamos a ver cada vez más posibilidades, pero también identificamos algunos problemas éticos y técnicos.

En otros artículos hemos visto la influencia de la inteligencia artificial en áreas como el marketing y la IA en gestión de proyectos. En este artículo veremos cómo la aplicación de la inteligencia artificial implica grandes ventajas a varios sectores de la economía, y a su vez nos interpela a pensar en algunos debates éticos sobre la concepción de lo humano.

5 Beneficios de la inteligencia artificial

1. Disminuye el margen de error:

La primera de las ventajas de la inteligencia artificial es que cuando reemplazamos el factor humano, también disminuimos la posibilidad de errores posibles en las tareas y procesos sobre los cuales se aplica.

Si bien las inteligencias artificiales suelen cometer sus primeros errores en sus procesos de aprendizaje, como sucede en ciertos ejemplos de Machine Learning y el Deep Learning, aprenden rápidamente de ellos y no vuelven a cometerlos. 

Podemos ver las ventajas de la inteligencia artificial con una imagen de un auto siendo conducido automáticamente
Las ventajas de la inteligencia artificial son cada vez más visibles en la vida cotidiana.

Además, no son susceptibles a factores emocionales como los seres humanos, por lo que en la toma de decisiones siempre ofrecerán la perspectiva más objetiva y adecuada de acuerdo con los parámetros y criterios identificados.

2. Optimización de los procesos

Otro factor positivo sobre la inteligencia artificial, es que facilita ciertas tareas repetitivas o aburridas. De esta manera, automatiza los procesos y agiliza el desarrollo de las tareas, haciendo más fácil llegar al resultado final.

Además, puede realizar varias tareas al mismo tiempo, lo que evita la concentración de varias personas para un solo trabajo. También permite asignar otras labores más creativas o tareas complejas que requieren un análisis más humano.

3. Agiliza la toma de decisiones

La aplicación de Big Data, Machine Learning y Deep Learning permite la agilización de la toma de decisiones en torno al análisis predictivo de datos. De esta manera se generan estadísticas, análisis históricos, identificación de patrones y conocimiento en profundidad de problemas de distribución del trabajo. 

Como se menciona en los otros artículos, también puede ayudar a identificar oportunidades de negocio y apostar por invertir en proyectos que de otra manera serían arriesgados. 

4. Permite realizar tareas peligrosas

El uso de robots en las industrias está creciendo, sobre todo en el desarrollo de tareas peligrosas como la carga pesada y la interacción con componentes peligrosos. Empresas como ABB, FANUC, KUKA, Yaskawa, OMRON y Universal Robots (UR) se dedican a la fabricación de los mismos. 

Esta ventaja se puede observar en los procesos de fabricación. Cuando se evita que los operarios estén expuestos a sustancias peligrosas, como los metales, revestimientos y productos con plomo o asbesto que pueden conducir a enfermedades graves. 

5. Aplicable a múltiples sectores

Otras ventajas de la inteligencia artificial se asocian con su aplicación en diversos sectores. Tiene aplicaciones en: medicina, la industria, el marketing, finanzas, industria agrícola, logística y transporte, seguridad, educación, entre otros.

Entre los múltiples artículos que existen sobre las aplicaciones de la inteligencia artificial en el ámbito de la salud, el de la Revista Científica Dominio de las Ciencias (2019) destaca algunos de esos avances. Algunos ejemplos son los robots asistentes de operaciones, las enfermeras virtuales, la combinación de datos para los diagnósticos rápidos y algunos ordenadores especializados como Watson.

Uno de los mejores ejemplos de la aplicación de IA en salud es Watson. El superordenador de IBM que ya es capaz de dar diagnósticos de cáncer con una precisión del 83%, y sugiere posibles tratamientos al profesional médico. Watson también puede realizar un seguimiento individualizado de cada paciente a nivel genético. E incluso ya está identificando medicamentos nuevos y la relación entre medicamentos existentes.

Martínez-García, Dalgo-Flores, Herrera-López, Analuisa-Jiménez y Velasco-Acurio.
Las aplicaciones de la IA es cada vez más amplia a distintos sectores.

Algunos problemas y discusiones en torno a la inteligencia artificial

1. Dificultad de acceso a los datos

Aquí nos encontramos con el primer problema: para acceder a datos de calidad, es necesario contar con cierta estructura que permita generarlos. 

Si una empresa es inconsistente con sus datos, es probable que obtenga datos aislados que no le sean útiles a la IA que se está aplicando. Un gran desafío es lograr actualizar esos datos y realizar el manteamiento adecuado que permita a la IA acceder a ellos constantemente.

2. Limitaciones

A diferencia de nosotros, las máquinas que utilizan Inteligencia Artificial no poseen una capacidad adaptativa como la nuestra. Sin embargo, gracias al Machine Learning y el Deep Learning, este problema puede llegar a solucionarse en el futuro. Esta es gracias a su gran capacidad de aprendizaje automático.

Otras limitaciones tienen que ver con su capacidad para igualar el pensamiento desde su costado más humano, como por ejemplo, el humor. Hace algunos años se hizo un experimento en el que se le enseñó a un bot de Twitter a interactuar con otros usuarios, mediante el aprendizaje de tweets virales, y así aprender más sobre el lenguaje natural. El resultado fue una catarata de respuestas misóginas, fascistas y agresivas hacia el usuario. Después de todo, Twitter tal vez no sea el lugar más adecuado para aprender sobre modales. 

3. ¿Fomenta el desempleo?

Si una de las ventajas de la inteligencia artificial era eliminar el error humano, en las desventajas podemos tomarlo como un problema. Aquí se nos presenta un debate bastante controvertido, dado que no solo supone una implicación ética, sino también que hay múltiples estudios acerca de este factor.

La principal preocupación sobre los avances de la IA suele estar dirigida hacia el reemplazo de los seres humanos, por robots automatizados. Seguramente has oído historias futuristas sobre cómo podemos llegar a ser sustituidos por robots, que hagan todo por nosotros, muy similar a la historia de la película WALL-E (2008). 

Sin embargo, estamos algo lejos de todas esas proyecciones, dado que si bien hemos hablado de robots asistentes, enfermeros, industriales y automotrices, aún necesitan de cierta programación o manipulación humana que les dé direcciones sobre qué hacer y cómo. 

Por ejemplo, en TikTok es común ver trends en los que adolescentes y jóvenes le piden a una IA que dibuje un sentimiento, una sensación o un recuerdo. Sin embargo, la IA por si sola no puede crear arte, necesita de las direcciones o ideas de una persona para llegar al resultado final.

Un artículo sobre el Impacto de la Inteligencia Artificial en el trabajo (2019) recorre los diferentes casos en países industrializados donde se observan diferentes resultados con respecto a la tasa de desempleo. 

Observemos el caso de Estados Unidos, uno de los países con mayor inversión en robótica. En 2017 ha incrementado su incorporación de robots en un  6% respecto del año anterior (33.192  unidades) (INTERNATIONAL FEDERATION OF ROBOTICS,  2018) y ha descendido su tasa de desempleo (INTERNATIONAL MONETARY FUND, 2019). Al poner la lupa en las industrias manufactureras, advertimos una paradoja. 

Juan Gustavo Corvalán

4. Costo elevado

Otra desventaja de la Inteligencia Artificial tiene que ver con el elevado costo que supone invertir en sus aplicaciones. Si bien existen programas gratuitos de asistentes de voz, chatbots, herramientas de visualización y otros, cuando hablamos de posicionarse en el mercado y ser competitivo es necesario otro tipo de tecnología más avanzado.

El hecho de que esos avances sean cada vez más rápidos y constantes supone una preocupación por no quedarse afuera del mercado. Si quieres realmente estar en la cima de la experimentación, tendrás que invertir unos cuantos millones.

5. Problemas éticos

Por último, una de las mayores preocupaciones tiene que ver con las implicaciones éticas y morales que trae opiniones divididas sobre de lo que significa un avance de la Inteligencia Artificial en la vida humana. 

Si bien las ventajas de la inteligencia artificial nos proponen un futuro más automatizado y llevadero, hay una cuestión ontológica en sí misma sobre lo que significa ser humano e interactuar con una máquina que nos para frente un dilema.

La inteligencia artificial no solo te facilita muchas cosas diarias, sino que también puede producir sentidos. Aunque como mencionábamos en el caso anterior, su lenguaje natural no es tan avanzado como el nuestro, una IA puede llegar a comunicar cosas que podríamos considerar propias de lo humano.

Retomando el ejemplo de TikTok y el arte, históricamente consideramos el arte algo exclusivamente humano, dado que no creíamos que una máquina pudiera tener creatividad para dibujar o crear algo que nos interpele. Sin embargo, hoy es posible e incluso podemos llegar a considerarlo dentro de nuestros estándares sobre lo que es o no es el arte. 

Lo mismo sucede con la comunicación y el cuidado de otros seres humanos ¿Qué pasaría si a un niño lo criara un robot? ¿Con quién estoy hablando cuando hablo con un chatbot? Todas esas preguntas se las hace una rama de estudio denominada Human Machine Communication. Además, se interroga sobre lo que significa ser humano y producir junto a una máquina que podemos considerar tal vez un igual o no.

Conclusión

Ahora que hemos recorrido varios aspectos claves sobre las ventajas de la inteligencia artificial y sus aplicaciones, puedes comprender la importancia de evaluar todas las miradas acerca de esta tecnología.

Si bien es cierto que trae algunas complejidades y suele ser algo incierto su futuro, podemos concluir en que la mirada sobre la inteligencia artificial depende de cómo estamos dispuestos a integrar sus grandes ventajas a nuestra vida. 

Después de todo, la IA es algo que no va a detenerse, por lo que es muy necesario considerar todas sus aristas para conocerla mejor y decidir en qué direcciones seguirá avanzando. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba