¿Para qué sirve una base de datos?

Una base de datos no solo es un concepto que describe a una práctica tan antigua como la humanidad; hoy también es un término que los programadores y expertos en software deben conocer, ya que es la materia prima de toda aplicación. En este artículo conocerás qué es, qué significa en la actualidad, y para qué sirve una base de datos.

¿Qué es una base de datos?

Una base de datos es un conjunto de información organizada y almacenada, que comparte características entre sí y que puede editarse. 

Estos datos:

  • Pertenecen al mismo contexto.
  • Están ordenados bajo ciertas reglas.
  • Pueden recuperarse para su análisis y transmisión.

En términos generales, cuando se habla de una base de datos esta puede ser de cualquier naturaleza. Es decir, podemos interpretar a una biblioteca como una base de datos, o a una agenda de contactos, una cartera de clientes, un fichero, guías telefónicas, historial médico, un inventario de herramientas, etc.

Este conjunto de datos, están relacionados por alguna característica, y no solo permiten almacenar información, sino también administrarla de forma ordenada y estructurada para recurrir a ella fácilmente.

Cada tipo de bases, está catalogada según la manera en la cual se ordenan esos datos, y según el tipo de información indexada. Una base de datos jerárquica, por ejemplo, es ideal para datos que se despliegan como un “árbol invertido”. Por ejemplo, para diseñar un sistema de base de datos de los diferentes cargos militares, se usará este tipo de sistema de gestión.

En la raíz, que en este caso sería la cima, se encontraría el máximo cargo militar, como puede ser General o Jefe, y luego, se desplegarían los demás, de menor jerarquía.

¿Para qué sirve una base de datos?

Las bases de datos son tan antiguas como la necesidad misma del ser humano de organizarse. Sirven para almacenar y preservar, en el tiempo, datos importantes para una organización o sociedad.

En la antigüedad, estos datos eran almacenados en tablas y papiros, y luego en libros que formaron parte de las grandes bibliotecas del mundo.

Hoy en día, el avance tecnológico y la informática, han provocado que la gestión de bases sea íntegramente digital. Ya no es necesario contar con grandes almacenes físicos de libros y ficheros, hoy todo está resguardado en lenguaje de programación.

Ya conoces qué es y para qué sirve una base de datos, ahora debes saber que en la actualidad cuentan con un nivel de especialización nunca antes visto. Los Software para Base de Datos despliegan toda una gama de funciones y características para que las organizaciones almacenen los datos de forma digital, ordenándolos de diferentes maneras.

Grandes cantidades de información pueden ser almacenadas de manera digital. Los DBMS por sus siglas en inglés: Database Management Systems o Sistemas de Gestión de Bases de Datos, son los programas encargados de gestionar las bases de datos digitales.

También son definidos como «administradores de datos y sistemas gestores de bases de datos» (SGBD). 

Estas herramientas ofrecen funciones automáticas, que llevan a los datos a poder ubicarse rápidamente. Además de esto, las bases de datos son necesarias para el principio mismo de la informática, ya que son la materia prima desde la cual se pueden aplicar diferentes modelos y algoritmos.

Una base de datos puede estructurarse de diferente forma, según la naturaleza de la información.

Existen diferentes modelos para estructurar los tipos de datos necesarios para programar un sistema informático. Cada modelo tendrá su propia:

A partir de todos estos datos, parten los mecanismos lógicos de gestión de un programa digital. Por esta razón, las bases de datos permiten diseñar programas y aplicaciones digitales.

Base de datos NoSQL (no relacionales)

Las bases de datos son la materia prima de cualquier aplicación. Aplicaciones web, de escritorio,etc., todo programa informático necesita tener un conjunto de datos organizados y almacenados de forma tal que pueda acceder a ellos para ejecutar una operación.

Tradicionalmente, las bases de datos han sido relacionales, conocidas como SQL. Es decir, aquellas donde los elementos organizados responden a una misma relación, donde existe redundancia. Los software para bases de datos relacionales, se basan en relaciones, y cada elemento siempre tiene los mismos ítems para poder definirse.

En un restaurante, por ejemplo, el menú tiene ítems, y cada menú, en su base de datos, estará organizado por: 

  • Tipo de comida.
  • Precio.
  • Si es o no vegetariano.

Este tipo de relaciones, no permiten tratar a un ítem de forma particular, y definirlo, sin tener que crear una relación que los involucre a todos los elementos. 

Es decir, si por ejemplo tenemos una cadena de restaurantes, y en solo algunos de ellos se ofrece comida sin gluten, deberemos crear una relación para todos los menús, y luego ir colocando en cada uno si ofrece o no. Esto crea una redundancia innecesaria, además de ser una pérdida de tiempo y memoria.

Por esta razón, existen las relaciones NoSQL. Se trata de una base de datos orientada a crear atributos e ítems en los elementos, sin que esto implique crear una relación nueva que aplique a todos.

Las bases de datos NoSQL es la nueva forma de crear estos sistemas. Son las bases No relacionales, donde aparecen variables que pueden o no, significar relaciones con todos los ítems de la base.

En el ejemplo de restaurante, una base NoSQL permitiría agregar los atributos de comida sin Gluten, solo en aquellos menús que lo requieran, sin alterar a los demás, ni definirlos con base en esa variable.

Bases de datos modernas en empresas

Hoy los Software de base de datos tienen motores específicos, y desarrollos inteligentes que son capaces de arrojar datos complejos y realizar operaciones con los datos, para llegar a conclusiones profundas.

Las empresas de software, o aquellas que necesitan almacenar, administrar y crear bases de datos personalizadas, se sostienen en sistemas relacionales y no relacionales, dependiendo de sus necesidades. Aunque existen otros tipos de bases de datos, estas son de las más usadas.

Entre los programas relacionales de datos, PostgreSQL y MySQL, son algunos de los ejemplos más populares.

Por otro lado, software como MongoDB y Apache Cassandra, se especializan en bases de datos NoSQL.

Un base de datos es indispensable para programar cualquier tipo de programa o aplicación.

Las empresas utilizan estos programas para obtener informes de datos y para crear y utilizar en sus propias aplicaciones. Los programas permiten que las decisiones no se tomen al azar, sino que estén fundamentadas en las bases de datos, y su variación en un determinado tiempo.

Las organizaciones pueden obtener funciones tales como:

  • Almacenar, modificar y acceder a la información.
  • Generar reportes automáticos de los datos.
  • Conectar diferentes programas con la base de datos, para que los analicen o generen algoritmos y funciones dentro de una aplicación.
  • Crear copias de seguridad de los datos en la nube.
  • Vincular software de base de datos con software de gestión, e-commerce, ERP y muchos más.
  • Procesar las consultas y optimizarlas.

En este artículo hemos explicado qué es y para qué sirve una base de datos. Luego de desarrollar el concepto, es evidente que las bases de datos son necesarias para la era digital, tanto para crear aplicaciones, como para almacenar datos sensibles de diferentes entidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Buscas un Software?

Consigue una asesoría GRATIS

Salir de la versión móvil