Categorías
Gestión de Proyectos

Diamante de Porter: Midiendo la Competitividad de Tu Empresa

El análisis de competitividad desarrollado por el ingeniero Michael Porter en 1990 le hace honor a su nombre. El Diamante de Porter es eso: un diamante, una joya que se puede aplicar a cualquier proyecto empresarial.

En este artículo, conoceremos los factores determinantes del esquema de Porter, que sirve para conocer las ventajas que hacen a una compañía competitiva.

¿Qué es el Diamante de Porter?

El Diamante de Porter es un modelo de análisis de competitividad que analiza los factores que generan ventajas competitivas a una empresa.

Se trata de una matriz de 4 factores con 2 agregados que nos permite conocer en detalle los elementos y fuerzas que definen el nivel de competitividad de nuestra empresa.

Usando el diamante de Michael Porter podemos identificar las causas de la alta o baja competitividad en un proyecto empresarial, y hasta se puede usar “antes de tiempo” para analizar los puntos fuertes y ciegos de un emprendimiento.

Lo que saquemos del Diamante de Porter podemos usarlo para definir un plan de mejora y estrategias de negocio “modo experto”.

Elementos de un Diamante de Porter

Los elementos que se analizan en la matriz de Porter son originalmente 4, pero con el tiempo se añadieron dos más, por su incidencia en el resto.

1. Condiciones de los factores (o contexto estratégico)

Es el entorno que abarca los elementos de producción de una empresa u organización. Algunos países son muy ricos en recursos naturales como el petróleo (Arabia Saudita, por ejemplo); sin embargo, no sería un tema irremediable si Arabia Saudita no tuviera acceso al capital humano y a la maquinaria para poder explotarlo.

En ese sentido, las condiciones o contexto estratégico incluyen la infraestructura y soluciones que podemos implementar como empresa para resolver un contratiempo.

El poder creativo de una organización es tan importante que, para Porter, los factores que dan verdadera competitividad en el mercado son los creados por las compañías mediante el ejercicio de la innovación.

Principalmente, existen dos condiciones para los factores que hacen parte del contexto estratégico de una empresa:

  • Condiciones naturales. Ya existían y no hizo falta hacer nada para consolidarlas (un lote baldío con agua subterránea, puede ser).
  • Condiciones creadas. No existían previamente, así que la organización tuvo que pensarlas, diseñarlas y desarrollarlas. Es importante que las condiciones creadas se actualicen continuamente mediante la adquisición de habilidades y conocimientos. Una fuerza laboral calificada, una buena infraestructura y una base de conocimiento científico son ejemplos de condiciones creadas que requieren una inversión de tiempo y esfuerzo constante para ser sostenidas.

La ventaja competitiva resulta de empresas que pueden crear factores codiciados por el mercado y, luego, trabajar continuamente para mantenerlos actualizarlos.

2. Condiciones de la demanda

Ahora analizaremos a nuestros clientes, sus capacidades y exigencias, así como el poder de negociación que tenemos frente a ellos.

Para hacerlo, debemos investigar a los posibles compradores. Si son exigentes, les gusta estar informados y mantienen una actitud crítica frente a lo que están considerando comprar, una compañía inteligente buscará perfeccionar al máximo sus estrategias de ventas.

Una ventaja competitiva en este aspecto será el poder de negociación. Este puede oscilar entre dos extremos: cuando el producto o servicio que estamos ofreciendo ya se encuentra disponible en el mercado, y lo ofrecen distintos proveedores, el poder de negociación del cliente es alto.

El cliente dispone de opciones para elegir y su patrón de pensamiento será: ¿Qué tiene este producto que no tiene el de la competencia? ¿Realmente vale lo que tengo que pagar por él?

Diferente escenario se despliega si el producto o servicio que ofrecemos es único. Entonces, el cliente verá reducido su poder de negociación, pues no hay otra alternativa que pueda suplir que tu compañía ofrece.

Un mercado más grande, con clientes que disponen de muchas opciones, significa más desafíos, pero también presenta oportunidades para crecer y mejorar como empresa.

3. Sectores relacionados y de apoyo

La presencia de industrias relacionadas, la diversidad y calidad de proveedores y otras instituciones de apoyo, como universidades y centros de investigación, proporcionan la base sobre la cual una empresa o sector puede desarrollarse.

Especialmente los proveedores son fundamentales para mejorar la innovación. A través de líneas de distribución más eficientes y de mayor calidad, comunicación, logística eficaz y disminución de tiempo, los sectores industriales pueden crecer sustancialmente.

Otras fuerzas involucradas son las alianzas estratégicas. Muchas veces, las compañías dependen de vínculos y asociaciones con otras empresas para crear valor adicional y ser más competitivas.

Esto puede llevar años de trabajo, vinculación e inversiones, pero una vez que las alianzas se han desarrollado, se pueden transformar en un polo productivo nacional o regional.

Podemos ver esto, por ejemplo, en la industria textil china, donde se agrupan todo tipo de gigantes y nuevas empresas.

4. Estrategia, estructura y rivalidad de las empresas

El contexto general en el que se forman las empresas determina en gran medida cómo se organizan y administran.

La rivalidad local es muy importante para la competitividad internacional, ya que obliga a las empresas a desarrollar fortalezas y capacidades únicas y sostenibles. Un ejemplo de esto es la industria automotriz japonesa, donde ha habido una intensa e histórica rivalidad entre gigantes como Toyota, Nissan, Suzuki, Honda, Mitsubishi y Subaru.

5. Gobierno

Adicional a los 4 factores que se definieron en un inicio, el Diamante de Porter contempla hoy en día dos elementos más.

El papel del gobierno, para Michael Porter, no es menor. No cree en un mercado libre donde no haya regulaciones para el comercio, pero tampoco considera este un factor determinante para las industrias.

El actor definitivo para crear competitividad es siempre la empresa misma. Más bien, los gobiernos deberían alentar e impulsar a las empresas a elevar sus metas y avanzar a niveles aún más altos de competitividad.

Existen estrategias que un gobierno puede implementar para esto, una de ellas es el estímulo de la demanda temprana. Otro plan estratégico que el gobierno puede impulsar es la creación de factores como infraestructura, desarrollo científico y un sistema educativo que apoye el emprendimiento.

6. Azar

Siempre hay que considerar la probabilidad de que eventos externos como guerras y desastres naturales afecten o beneficien negativamente un país o industria.

Estos son riesgos que están fuera del control del gobierno y de empresas individuales. Por ejemplo, la caída en el precio de petróleo por la disminución en el uso de medios de transporte debido a una emergencia sanitaria.

Los eventos inesperados pueden significar oportunidades para algunas empresas, como las compañías de software, que ganan posiciones competitivas gracias al aumento del teletrabajo.

Si bien los eventos al azar no pueden modificarse, sí se pueden gestionar estratégicamente para adaptarnos a las condiciones cambiantes del mercado.

¿Cómo hacer un Diamante de Porter?

Para elaborar un Diamante de Porter, puedes acceder a herramientas de diseño gratuitas como Canva, aunque solo te permitirá proyectar una matriz estática (como un papel impreso).

Con la ayuda de un Software de Gestión de Proyectos como Asana, Basecamp o Trello el proceso será más sencillo, ya que vas a poder diseñar un Diamante de Porter escalable y aprovechar integraciones con herramientas de marketing para recabar información.

Una plataforma profesional también te permitirá analizar indicadores clave y obtener datos fundamentales para que todo el tiempo invertido en tu Diamante de Porter valga la pena.

Por Gabriel Mancuzo

Gabriel Mancuzo es Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina) y tiene amplia experiencia en atención al usuario. La programación y los software son campos que lo apasionan. Actualmente, redacta artículos para el blog de ComparaSoftware en las áreas de Gestión de Proyectos, Atención al Cliente, Marketing y Ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *