8 Técnicas de recolección de datos: las más utilizadas


Las técnicas de recolección de datos son grandes aliados en los procesos de investigación de mercado para tomar mejores decisiones.

Cuando hablamos de recolección de datos nos referimos al método en el que se recopila información de diferentes fuentes para obtener un panorama amplio sobre un tema específico, y así poder responder a preguntas, evaluar resultados y predecir tendencias.

Si estás decidiendo qué técnica o técnicas de recolección de datos utilizar, este artículo te puede ayudar. Aquí explicaremos los tipos de técnicas más utilizadas, los métodos de recolección y cómo planificar de la mejor forma tu proceso de recolección de datos.

Métodos de recolección de datos

En primer lugar, es necesario conocer las diferencias entre los principales métodos de recolección a fin de reconocer fácilmente qué tipos de datos necesitas y por ende qué técnica de recolección será la más adecuada para tu investigación.

Cuantitativo

Los métodos cuantitativos en recolección de datos generalmente están orientados hacia el uso de herramientas estadísticas. Por ejemplo, las empresas o consultoras que realizan investigaciones de mercados pronostican la demanda sobre la base de datos históricos. 

En este tipo de método se elimina de forma casi total el rasgo subjetivo que pueden tener otros tipos de recolección. 

Cualitativo

Los métodos de recolección de datos cualitativos son muy útiles para conocer las experiencias, las opiniones, emociones y observaciones de las personas que estamos investigando.

Vemos las técnicas de recolección de datos en una imagen con hojas de datos y una tablet que muestra graficos
Existen múltiples técnicas de recolección de datos, elegir la más adecuada para una investigación suele ser un desafío para quienes se encargan de este proceso.

En la investigación cualitativa se ponen en juego palabras, sonidos, sentimientos, emociones, colores y otros elementos que no podríamos cuantificar de forma cuantitativa. Sin embargo, estos métodos no nos indican los motivos de las respuestas de las personas, y pueden tomar bastante cantidad de tiempo para recolectar los datos. 

Técnicas e instrumentos de recolección de datos 

Ahora sí, pasamos a la descripción de cada técnica de recolección. Reunimos las más conocidas y útiles que te permitirán explorar de forma variada y completa este mundo de la recolección de datos.

1. Observación

La observación suele ser un elemento muy importante en los métodos de investigación cualitativa, dado que consiste en una forma directa y sencilla de obtener datos de primera mano, no es intrusiva. Puede ser participante o no participante. En los casos de investigación de mercado, es mejor no intervenir durante los procesos.

Entre las técnicas de recolección de datos puede ser muy útil para conocer el comportamiento de tu objeto de estudio de forma más directa, por un período de tiempo determinado. Sin embargo, requiere de mucha atención de parte del observador. Cada movimiento, detalle, gesto o frase de quien estás observando puede ser una forma de construir datos útiles para tu investigación. 

Lo más conveniente, según los académicos, suele ser registrar esas observaciones en un diario de campo, generalmente en notas escritas a mano. Esto refuerza la memoria sobre lo que ocurrió en aquellas observaciones y a diferencia de la grabación, no requiere tanto tiempo para transcribirse. 

Se habla de primeras y segunda notas de campo:

  • Las primeras notas de campo se refieren a las primeras anotaciones en crudo (suelen ser dibujos, garabatos y abreviaciones, como también símbolos)
  • Las segundas notas de campo consisten en un procesamiento más narrativo de lo que sucedió. Estas últimas suelen estar acompañadas de notas adicionales que el observador puede recordar una vez que vuelve a revisar las primeras notas.

Por último, se debe intentar evitar los prejuicios personales, las valoraciones y las opiniones dentro de la observación. Además, la información registrada debe estar ordenada al final de los procesos de transcripción para que sea útil en la evaluación de los resultados, y así tener datos más claros al momento de tomar decisiones.

2. Entrevistas

Entre las técnicas de recolección de datos, las entrevistas proporcionan grandes cantidades de información desde la perspectiva del objeto de estudio, es decir, la persona que estás estudiando. 

Consiste en formular preguntas a la persona, desde una comunicación interpersonal, en la que el entrevistador recibe respuestas acerca de un tema específico. Puede ser cara a cara, por teléfono o videollamada. No obstante, es mucho más provechoso cara a cara, dado que puedes obtener datos no verbales, como gestos, movimientos y otros comportamientos que de otra forma no se notarían.}

Algunas características principales:

  • Una buena entrevista tiene un diseño previo, meticuloso, acerca de qué datos deseas obtener de tu entrevistado, como también buenos temas de conversación y una dinámica cómoda, que le permita charlas libremente y no inhibirse frente al entrevistador. 
  • Es ideal reunir información sobre el tema, en caso de ser necesario investigar a tu entrevistado y escuchar con mucha atención. 
  • El orden de las preguntas debe ser gradual, empezando por las más fáciles de responder, las cuales te darán una noción de captar sus primeras reacciones y orientar mejor la entrevista.
  • A medida que avances, puedes profundizar y cambiar algunas de esas preguntas para aclarar ciertos aspectos que no habías pensado.

3. Cuestionarios y encuestas

Otra técnica de recolección de datos que se orienta a preguntas y respuestas son los cuestionarios y las encuestas. Justamente, consisten en conjunto de preguntas que los encuestados deben responder en función de lo que saben del tema. 

Este tipo de cuestionarios te proporcionan una información muy amplia del tema que estás investigando, pero ello no significa que no debas tener cuidado al diseñarlos. En efecto, su espectro de amplitud puede conducir a lugares confusos y tal vez la información obtenida no sea la más adecuada. 

Por ello, debes tener muy claros los objetivos de tu investigación, y en función de ello decidir qué tipo de cuestionario es más adecuado. Los cuestionarios más conocidos son:

  • Cuestionario abierto: puedes usarlo para profundizar sobre lo que piensan las personas sobre tu tema, analizar sus respuestas y obtener información más detallada. 
  • Cuestionario cerrado: en este tipo de cuestionario, en cambio, puedes obtener mayor cantidad de información con preguntas de opción múltiple, pero las respuestas serán más limitadas. 

Los formatos de esta técnica de recolección de datos pueden ser muy variados, puedes usar el correo electrónico, las redes sociales, hacerlos por teléfono o de forma personal, lo que te puede resultar bastante económico y flexible con tus necesidades.

Vemos una tecnica de recoleccion de datos en la imagen que muestra un cuestionario con multiple choice
Los cuestionarios o encuestas son buenas técnicas de recolección de datos cuando queremos obtener datos más amplios y simplificados.

4. Focus group o grupo focal

En el área de marketing, el Focus group o grupo focal en español, es bastante popular. Consiste en reunir grupos de 5 a 10 personas de tu público objetivo para conversar sobre temas relacionados con tu área de negocio. 

Tenemos además un moderador que puede preguntar a los participantes, dándoles la  libertad para expresar sus opiniones, preocupaciones y observaciones.

Una de las grandes ventajas que tiene esta técnica es que puedes obtener en una sola reunión muchas perspectivas diferentes sobre un mismo tema, y así elaborar una solución más adecuada a un problema o una pregunta de investigación.

5. Revisión documental

La revisión documental es una de las técnicas de recolección de datos más importante, dado que consiste en una investigación profunda de un tema desde la revisión de diversas fuentes documentales. 

Aquí lo esencial es tener un investigador que cuente con un buen criterio de análisis y selección de fuentes. Además, puede ocurrir que los documentos hayan sido alterados en función de un beneficio personal, por lo que el investigador debe poder detectar esas adulteraciones, lo cual es bastante difícil. 

Por este motivo, es clave la evaluación de dichos documentos, verificar su validez y ser muy profesional al momento de tratarlos. El encargado debe tener bastante experiencia en el tema para reconocer los puntos importantes a investigar y hacer hallazgos que cambien la perspectiva de ese tema. 

6. Fuentes abiertas y bases de datos

Las fuentes abiertas son una gran opción si deseas obtener datos valiosos en cantidades significativas. Si quieres ir más lejos, puedes incorporar el análisis de datos a tu proceso de investigación, lo cual puede darte grandes insights acerca de lo que está ocurriendo en tu sector o área de negocio. 

Las páginas gubernamentales, las universidades, organizaciones e instituciones sin fines de lucros, como también plataformas gratuitas de bases de datos y revistas especializadas, suelen conceder información de acceso público en sus páginas. 

7. Monitoreo de redes sociales

En las redes sociales hay grandes cantidades de información acerca de todo, así que no es extraño que puedas encontrar información acerca de tu área: la competencia, la opinión de tu audiencia, el estado del sector y puntualmente, lo que buscan tus clientes potenciales. 

Gran parte de estas plataformas, y ya podríamos decir casi todas, traen incluidas herramientas de análisis de rendimiento, como también aportan otras opciones como la publicidad paga y las métricas para que te adentres en ese mundo. 

Si tu negocio está presente en plataformas como Facebook, Instagram, Twitter, YouTube o TikTok, puedes aprovechar también esos espacios para interactuar con tu audiencia y conocer más acerca de lo que opinan, sus preguntas, sus problemas y experiencias. 

8. Tracking o análisis de sitios web

Si en tu negocio la presencia web es importante para tu actividad, entonces implementar un píxel de seguimiento o las populares cookies puede ayudarte en gran medida. 

Con esta técnica, puedes obtener datos como la ubicación de tu usuario, su comportamiento dentro de la página, sus interacciones, lo que suele buscar y cómo llego hasta tu sitio.

Es una de las técnicas más importantes para quienes se especializan en este campo. Sin embargo, debes tener en cuenta que el manejo de este tipo de datos puede tener diferentes regulaciones legales según tu país de residencia o de actividad, por lo que debes respetarlas para evitar problemas. 

Si los utilizas de la forma correcta, estos datos pueden brindarte grandes insights de valor sobre lo que tus usuarios quieren ver acerca de tu negocio y cómo diseñar estrategias que resulten adecuadas y efectivas. 

Vemos las tecnicas de recolecciond de datos enumeradas en una infografia con dibujos

Cómo planificar una recolección de datos

Otra clave para que la recolección de datos para tu investigación resulte verdaderamente efectiva es la correcta planificación de este proceso. Aquí te aconsejamos algunos pasos que puedes aplicar para que tu planificación sea casi perfecta.

1. Definir el tipo de datos a recolectar

Pensar muy bien en el tema a analizar y por ende, los tipos de datos que necesitas para investigarlo es la única manera de llegar a buen puerto. 

Debes hacerte varias preguntas acerca de los datos a obtener como:

  • ¿Para qué los necesito?
  • ¿Deben ser cuantitativos o cualitativos?
  • ¿Son accesibles?
  • ¿Cómo puedo obtenerlos de no ser tan accesibles?
  • ¿Necesito grandes cantidades de datos o debo aplicar una segmentación?

2. Identificar las fuentes

Aquí es muy importante que investigues bien las fuentes de donde quieres obtener los datos, no solo para que sepas cuáles son más convenientes, sino también para evitar repeticiones o datos adulterados. 

También deben ser confiables, de nada sirve una gran investigación si esos datos no están verificados, como decíamos con respecto a la revisión documental. 

Por eso si aplicar varias fuentes y además combinar técnicas de recolección de datos, tal vez sea mejor segmentar esa información y hacer estudios separados, o tendrás información repetida que además ocupara espacio innecesario. 

3. Ordenar la información y presentarla

Una vez obtenidos los datos, debes proceder al análisis de los mismos y generar un reporte que permita ver bien qué significan esos datos. Es importante que tomes en cuenta a quiénes se dirige el reporte, para qué se buscó la información y cuáles son los puntos más importantes de la investigación.

Aquí puede ser muy útil conocer lo que se llama storytelling, es decir, saber contar una historia con los datos. Y no solo poder contarla desde lo verbal, sino también lo visual. Las herramientas de visualización de datos puede simplificar mucho esa tarea y generar muy buenos reportes que sirvan para tomar decisiones, tanto en el presente como en el futuro.

Conclusión

Ahora que te hemos mostrado de forma completa cuáles son las técnicas de recolección de datos, seguramente podrás elegir la que más se adecue a tus objetivos y tema de investigación. 

El uso de los datos está tomando cada vez más protagonismo en todos los sectores, por lo que conocer las forma de recolección es una gran ventaja para seguir compitiendo en el mercado. 

Lo importante es no solo conocer cuáles son esas técnicas, como se utilizan y qué aporta cada una, sino también cómo planificar de primera mano el proceso de recolección de datos para que tu investigación sea verdaderamente efectiva al tomar decisiones. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba