Ejemplos de VPN

Ejemplos de VPN: qué es y cuáles son sus usos


Las Redes Virtuales Privadas o VPN se han convertido en una solución ideal en los últimos años. La necesidad de navegar por una red segura y privada, es crucial en un contexto digitalizado con trabajo remoto e inversiones electrónicas. En este artículo conocerás ejemplos de VPN, para conocer sus posibilidades.

Saber qué es VPN, y qué permiten hacer las redes privadas virtuales, es vital para evitar ciber ataques y proteger los datos de manera efectiva.

¿Qué es una conexión VPN?

Una VPN (Virtual Private Network) o Redes Privadas Virtuales es una conexión a una red compartida, por diferentes dispositivos y en diferentes lugares, de modo tal, que todos los dispositivos conectados comparten la red, como si estuvieran conectados al mismo enrutador o módem.

Las redes locales son las fuentes de internet que comparten el mismo módem o enrutador. Una casa, por ejemplo, es una red local, ya que tiene un módem donde todos los dispositivos están conectados.

Móviles, ordenadores, etc., cada uno de ellos va a tener asignada una dirección IP local, todos podrán acceder a compartir ficheros, impresoras u otros artefactos del lugar, sin precisar pasar por Internet, solo a través de la red privada.

Una conexión VPN permite crear una red local “virtual”. Es decir, los usuarios que la comparten no están físicamente conectados en el mismo módem. 

Así, es posible acceder a los beneficios de red local pero, desde cualquier lugar del mundo.

Ejemplos de VPN

Las redes privadas virtuales, no solo permiten acceder a compartir ciertos ficheros, también permiten generar un nivel de seguridad extra. 

Un hombre sostiene una pantalla donde surge un holograma que explica el funcionamiento de ejemplos de VPN
Los ejemplos de VPN demuestran sus múltiples usos.

Es que, los datos desde el dispositivo conectados a la VPN no pueden ser rastreados hasta tu lugar de origen. 

De estas funciones se desprenden diferentes ejemplos de redes privadas virtuales.

1. VPN para teletrabajo

Uno de los ejemplos de VPN más comunes es para utilizarlo en una red de trabajo a distancia. Con ella, es posible conectar usuarios de diferentes lugares, a la misma red de la empresa.

La interconectividad de redes, permite que los trabajadores tengan los mismos accesos, como si estuvieran presentes en el mismo espacio físico. 

2. VPN para saltar los bloqueos geográficos

Los contenidos bloqueados en ciertos lugares del mundo, se han vuelto muy usuales. Existen contenidos censurados para ciertos países, y esto está regulado gracias a que se bloquea el contenido de direcciones IP.

Sin embargo, la VPN permite que el dispositivo tengan una dirección oculta. De esta forma, uno de los ejemplos de VPN más usuales, es para acceder a todo tipo de información, generando una dirección ficticia, que se corresponde al servidor de la VPN.

Algunas empresas de redes privadas virtuales y software de gestión de activos TI permiten acceder a URL desde diferentes lugares del mundo, por lo tanto, se pueden superar los bloqueos específicos de cada país.

Por ejemplo, quizás te encuentras en China, un territorio donde mucho contenido es censurado. Pero si tienes un servidor de VPN en Francia, en general los servidores web pensarán que estás navegando desde este país.

3. VPN para lograr seguridad Extra

Las redes públicas de Wifi, por ejemplo, la de los aeropuertos o centros comerciales, son redes muy inseguras. Desde dispositivos que estén conectados a la misma red, es posible que sepan el contenido por el cual estás navegando, mientras estás conectado a esa red pública.

Las conexiones VPN ofrecen un cifrado de los paquetes de datos que viajan a través de ellas. Por esta razón, la forma más segura de navegar una red pública, es con una VPN.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba