Categorías
Gestión de Proyectos

Viabilidad de un Proyecto: ¿Cómo se Calcula?

La viabilidad de un proyecto es lo que más debe importante antes de decidirte a dar el primer paso. Un estudio de vialidad determina si un proyecto es o no factible y, por lo tanto, si puede resultar un éxito o un fracaso. 

El estudio de vialidad sirve para cualquier tipo de proyecto, sea cual sea su duración o el número de personas involucradas.

Establece, de algún modo, cuáles son las mejores variables o metodologías para iniciar, continuar y finalizar un proyecto de manera exitosa.

Concretamente, las variables, el posible alcance de un proyecto, el análisis de cada situación, la determinación de los enfoques y la definición de los requisitos, entre otros, definen qué es un estudio de vialidad.

¿Baja Productividad?

El 77% de las empresas con proyectos de alto rendimiento usa un software de gestión para el logro de objetivos.

Importancia de analizar la viabilidad de un proyecto

El estudio de viabilidad de un proyecto es esencial no solo por lo que aporta a la planificación, sino también por otras razones que obligan a las empresas a realizarlos y de forma correcta.

Por ejemplo, consta de una práctica empresarial muy adecuada que proclama a la compañía como ética y confiable, además de otorgarle mayor seriedad y la posibilidad de demostrar su compromiso con el proyecto.

A su vez, realizar estudios de viabilidad implica grandes ventajas para las organizaciones:

  • Concentrarse en los aspectos más importantes del proyecto para poder abordarlo completamente.
  • Priorizar los aspectos esenciales y trabajar de mayor a menor según se requiera.
  • Optimizar resultados y establecer nuevas alternativas eficaces.
  • Determinar cuándo continuar y cuándo finalizar.
  • Recopilar información de calidad para el corto, mediano o largo plazo (es decir, que se pueda aplicar a otros proyectos).
  • Incrementar las probabilidades de éxito en el presente y también en el futuro.
  • Contar con la documentación completa y necesaria para estar a la altura de lo que la investigación requiere.
  • Asegurar el acceso a financiación en caso de ser necesario.

¿Cómo hacer un estudio de viabilidad?

Dada la complejidad y los beneficios que implica hacer el estudio de viabilidad de un proyecto, es conveniente que sigas unos cuantos pasos para evitar perder el horizonte.

  • El primero es evidenciar las ventajas y desventajas del proyecto para, de este modo, saber en qué aspectos debe hacerse énfasis y cómo. También se deben analizar los mercados en los que se piensa operar o a los que se brindará el servicio, y así ir un paso por delante en la gestión de riesgos.
  • El segundo implica estudiar las alternativas y estructuras de la empresa con el fin de determinar, por ejemplo, cuánto se está dispuesto a invertir o negociar, con qué recursos ya se cuentan y si esta disposición favorece el alcance que se tiene pensado para el proyecto.
  • Por último, hay que evaluar los costes totales de cada paso u operación y dar cuenta de si se trata de una buena o mala inversión.

En este contexto, un ejemplo de estudio de viabilidad es el que realizan los laboratorios médicos en distintas jurisdicciones del mundo antes de comenzar a trabajar en el desarrollo de una vacuna.

Los estudios de viabilidad están casi siempre presentes en negocios y empresas. Aunque a veces pasen inadvertidos para quienes están “fuera” de ellos, sus beneficios llegan a todos de una u otra manera y son imprescindibles.

Para gestionar mejor los pasos en el estudio de viabilidad de un proyecto, te vendrá muy bien el uso de un Software de Gestión de Proyectos, que a la vez será útil para centralizar información y analizarla más adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *