Recursos financieros: conoce qué son, sus tipos y ejemplos

Los recursos financieros deben entenderse como el combustible de un vehículo, ellos definirán qué tan lejos podrá llegar la compañía. Por esta razón, la gestión financiera de una empresa es fundamental. En este artículo conocerás qué son los recursos financieros, cuáles son sus tipos y algunos ejemplos.

Tener un software de contabilidad y finanzas, puede resultar determinante, para poder gestionar estos recursos vitales.

Estas herramientas profesionales como Bind, Contagram o Glasof te permitirán administrar la gestión contable de forma automática, de todos tus recursos, creando copias de seguridad, y organizando las finanzas por sectores. También podrás gestionar la facturación electrónica, impuestos, activos, nóminas y gastos. 

Que son los recursos financieros de una empresa

Los recursos financieros de una empresa son aquellos activos disponibles para la compañía, pero que tienen un grado de liquidez . Es decir, son los bienes que posee la empresa, y que pueden convertirse en efectivo con relativa inmediatez, sin perder su valor.

Si tenemos una empresa de venta de productos manufacturados, y contamos con dos locales comerciales, esos lugares físicos son activos de la empresa. Se trata de los recursos materiales.

Ahora bien, si queremos convertir esos locales comerciales en dinero en efectivo, no lo podremos hacer de manera inmediata, y si queremos hacerlo rápidamente, probablemente tendremos que venderlos a un precio menor de su valor de mercado.

He aquí un ejemplo de por qué un inmueble u otro tipo de activo material no forma parte de los recursos financieros, ya que no cumplen con sus dos condiciones:

  • Inmediatez para convertirlo en dinero.
  • Nula pérdida de valor en la conversión.

Se entiende por recurso financiero, tanto al dinero en efectivo o en depósitos bancarios, como a aquellos activos que la empresa posee, y que pueden transferirse para obtener capital. Es decir, todo aquello que pueda convertirse en dinero fácilmente.

Los recursos financieros de una empresa, deben gestionarse con herramientas profesionales.

En los recursos financieros también se incluyen activos de los que aún no se dispone, como por ejemplo, una deuda por cobrar. También son recursos las acciones en otras compañías.

Ejemplos de recursos financieros de una empresa

Por regla general, las empresas cuentan con más de un tipo de recurso financiero. Algunos ejemplos pueden ser:

  • El dinero que la empresa tiene en efectivo y en sus cuentas bancarias.
  • El dinero invertido en: moneda extranjera, caja de ahorro, plazo fijo, acciones, etc.
  • El dinero que se tiene actualmente, o se tendrá, gracias a que la compañía concretó la venta de productos y servicios. Si, por ejemplo, hemos pactado una venta en cuotas, ese dinero que llegará en el futuro, puede considerarse parte de estos activos.
  • El capital obtenido por la emisión de acciones, bonos y títulos de valores.
  • El dinero emitido por entidades financieras, privadas o estatales y los créditos bancarios, con algún tipo de interés. Los programas de subvenciones estatales, también están incluidos entre los ejemplos de recursos financieros de una empresa.

Tipos de recursos financieros

La clasificación más usual es según su propiedad. Los dos tipos pueden ser:

  • Recursos financieros propios 
  • Recursos financieros ajenos.

Recursos financieros propios 

Los recursos financieros propios son los activos que forman parte del patrimonio de la empresa. Es el capital propio que posee, por su propia administración de los recursos y su actividad productiva.

Entre estos activos se incluyen:

  • Dinero en efectivo y cuentas bancarias.
  • Utilidades de las ventas y reservas. 
  • Capital de inversión de socios y accionistas.
  • Acciones de otras compañías, que posee nuestra empresa.

La importancia de los recursos propios, es que le dan a la compañía, cierta libertad a la hora de expandirse e invertir, sin correr riesgos, ni pagar intereses.

Recursos financieros ajenos

Estos son los activos que no forman parte del patrimonio empresarial, pero que, sin embargo, están disponibles como un capital para invertir y ponerlos en circulación en beneficio de la empresa.

Los recursos ajenos tienen un costo denominado «costo financiero».

Se trata de activos que la empresa adquiere como deuda, y que tiene un costo de financiación. En el caso de los préstamos, ese costo es el interés a pagar, con las cuotas.

Algunos ejemplos de estos tipos de recursos son:

  • Préstamos de proveedores o acreedores.
  • Créditos bancarios o privados. 
  • Emisión de títulos.
  • Valores como bonos, títulos públicos y acciones. 

Es decir, es el que se encuentra disponible a través de una línea de financiamiento de una entidad ajena a la compañía.

Conclusiones

Ya conoces qué son los recursos financieros de una empresa, poder gestionarlos correctamente es determinante para el futuro de la compañía. Por esta razón, debes conocer qué herramientas digitales te ayudarán en la administración del capital.

En plataformas de comparación de software de contabilidad, como ComparaSoftware, encontrarás todas las herramientas que ayudarán a gestionar los recursos de una empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Salir de la versión móvil