Categorías
CRM

¿Qué es un CRM y ERP?

¿Ya sabes qué es un CRM y un ERP, y para qué sirven?

Sigue leyendo para conocer en detalle la diferencia entre ambos y cómo pueden ayudarte a mejorar el rendimiento de tu negocio.

Consejo: Haz que tu empresa crezca como nunca antes con un Software CRM.

Qué es un CRM y un ERP

Un CRM y un ERP son programas informáticos que mejoran la productividad y aumentan los ingresos de una empresa, pero tienen distintas funcionalidades.

Mientras el CRM (Customer Relationship Manager) se enfoca en la gestión de la relación con los clientes; el ERP (Enterprise Resource Planning) se encarga de generar un flujo continuo de información en todos los departamentos de la empresa, sea grande o pequeña.

Con esta simple definición, ya puedes comenzar a hacerte una idea de qué programa se ajusta más a lo que buscas.

¿Necesitas personalizar la relación con tus clientes para ofrecerles un mejor servicio de soporte y productos pensados en sus necesidades?

¿O tu mayor preocupación es organizar todas las áreas de tu empresa para que los procesos de negocio sean más eficientes?

Sin duda, la respuesta es que ambas inquietudes son muy importantes para una empresa.

Para clarificar aún más esta pregunta, es importante reconocer bien las diferencias entre un CRM y un ERP.

Comparativo entre ERP y CRM

Es importante saber distinguir entre un CRM y un ERP.

Ambas son soluciones para optimizar el rendimiento de una empresa, pero tienen enfoques diferentes.

  • CRM se enfoca en el departamento de ventas y marketing.
  • ERP funciona para todos los departamentos de una empresa.

Algunas diferencias clave son:

  • Un software ERP busca reducir costos al hacer los procesos de negocio más eficientes.
  • Un CRM se enfoca en gestionar de mejor forma la relación con los clientes de la empresa para optimizar el volumen de ventas.
  • Un ERP consolida información a través de varias herramientas incluidas en el CRM, como Gestión de Recursos Humanos y Gestión de Cadena de Suministros, entre otros.

Además de estos puntos fundamentales, existen otras diferencias entre un CRM y un ERP que se deben tener en cuenta.

  1. Implementación. En el caso del ERP, al tener que implementarlo en todos los departamentos de la empresa, su instalación puede ser más costosa y lenta que la integración de un CRM.
  2. Costos. El presupuesto de tu empresa es otro factor a considerar en tu decisión entre un ERP y un CRM, ya que al igual que el primer punto, los costos en la implementación de un ERP son mayores que en un CRM.
  3. Tipo de Empresa. Siguiendo la misma idea, se debe considerar el tamaño de la empresa o negocio para determinar si es rentable el tiempo y costos de implementar una herramienta extensa y compleja como un ERP. En general, se sugiere instalar un ERP a empresas más grandes y con mayor cantidad de recursos, que puedan aprovechar de mejor forma los beneficios de un software como este. Un CRM, por otro lado, es perfecto para pequeñas y medianas empresas.
  4. Migración de datos. En este punto, debemos considerar el sistema anterior de datos con que ha funcionado la empresa y la facilidad de transferir esa gran cantidad de información a una nueva herramienta. Un CRM es un programa más específico, por lo tanto permite el intercambio de datos como interacciones con los clientes de una forma más simple y fluida. Por su parte, al implementar un ERP se debe traspasar toda la información de la empresa, lo que incluye datos de pagos, entregas, notas y toda la documentación que manejen los departamentos internos, por lo que es un proceso más largo y engorroso al principio.
  5. Objetivo Final. Lo más importante es determinar cuál es la finalidad de cada uno de estos software. El CRM fundamentalmente optimiza el proceso de ventas, mientras que el ERP gestiona y maneja múltiples áreas de un negocio para mejorar su productividad. Como toda empresa necesita una adecuada gestión de la relación con los clientes, un CRM es necesario; como también es importante que todos los departamentos funcionen como un solo sistema, de la forma más organizada y coordinada, algo que puede obtenerse con un software ERP.

CRM vs. ERP: ¿cuál es mejor?

Para escoger entre un CRM y un ERP, es importante que consideres:

  • Los requerimientos actuales de tu empresa y su capacidad de integrar nuevas tecnologías.
  • Las necesidades futuras de la empresa.

Además, debes considerar la siguiente pregunta:

¿Qué es más importante para tu empresa: aumentar el volumen de ventas u optimizar la eficiencia de sus procesos?

  • Si necesitas simplificar procedimientos e instalar una herramienta que permita integración de todas las áreas, un ERP es la alternativa perfecta.
  • Si tu mayor foco es gestionar el área de marketing y transformar la relación con tus clientes para aumentar las ventas, un CRM es la mejor opción.
  • Ahora, si lo que buscas es un mejoramiento completo de todos los departamentos de la empresa, la estrategia ideal es una integración CRM-ERP.

Ventajas de un ERP

  • Permite simplificar los procesos de negocio y puede ser integrado en muchos departamentos dentro de la empresa.
  • Con un software ERP se puede interconectar la gestión de cualquier procedimiento en la compañía. De esta forma, todas las áreas reciben información estandarizada y en tiempo real.
  • Al usar un ERP, la empresa automatiza sus procesos, lo que genera menos errores de procedimiento y, por ende, la toma de mejores decisiones.

Ventajas de un CRM

  • A través de un CRM, la empresa puede construir una relación de mayor fidelización con sus clientes al satisfacer sus necesidades y requerimientos de forma precisa y eficiente.
  • Un CRM almacena el historial de interacciones entre los clientes y la compañía, incluyendo llamadas, e-mails, soporte técnico y compras.
  • Estos datos se organizan en una base de datos a la que tienen acceso todas las áreas involucradas en la gestión de clientes de la empresa, lo que permite generar una atención óptima cada vez que el usuario interactúe con la marca.
  • En un CRM, se pueden realizar proyecciones de venta, optimizaciones del embudo, personalizar campañas de marketing y muchas otras tareas relacionadas con la gestión de clientes.

Beneficios de la integración CRM – ERP

Integrando un CRM y un ERP se puede acceder, además de los datos de clientes que entrega el CRM, a toda la información de ventas, facturas y logística involucrada en el embudo de ventas.

Algunos de los beneficios de la integración CRM y ERP son:

  • Optimizar el tiempo de búsqueda de información.
  • Mejor seguimiento de bases de datos.
  • Mayor control de todas las actividades de la empresa.
  • Completa visualización de la cadena de ventas, desde su inicio hasta la atención post venta.
  • Planificación eficiente en ventas y estrategias comerciales.

Conclusiones

Si ya tienes claro cuál es de las dos alternativas es la mejor para tu empresa, o bien una integración de ambas, busca la asesoría de expertos.

Nuestra plataforma ComparaSoftware es completamente gratuita y te ofrece soluciones digitales para elegir la herramienta ideal que se ajuste a tus necesidades y también a tu presupuesto.

¡No esperes más y comienza el cambio en tu empresa!

Por Mauricio Cacciavillani

Demand Generation for the Software Industry

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *