Manufactura ágil: empresas que son ejemplo de éxito

En este artículo daremos ejemplos exitosos de manufactura ágil. Cómo la llevan a cabo, que principios toman de este, y en que etapa de su producción se ve el progreso y productividad del mismo.

La metodología ágil ha demostrado una efectividad cada vez más grande en todo tipo de empresas. Las dudas que se habían planteado años atrás sobre este método, han desaparecido a medida que compañías más grandes y exitosas lo tomaron como propio. 

Ejemplos de empresas que utilizan la manufactura ágil

Spotify: ejemplos de agilidad

La plataforma de streaming musical más grande a nivel mundial, es conocida por su eficiencia y por su crecimiento a través de sprints laborales, tanto de campañas, como de creación y optimización de productos.

Spotify cuenta actualmente con más de 400 millones usuarios. Número que indica un crecimiento de aproximadamente 40 millones de cuentas en el período de un año. Lo cual vuelve a su método de trabajo, un caso aún mucho más jugoso para estudiar.

Spotify es una empresa que se destaca en su gestión de manufactura ágil.

Para poder administrar mejor estas estrategias, existen Software de Gestión Ágil, como Wrike, MeisterTask o Muraby, que facilitan la comunicación y la carga de actividades. A continuación, explicaremos brevemente las principales líneas que se conocen sobre su interpretación del manifiesto ágil

Sistema de prueba y error

La empresa entiende que para tener éxito primero, al menos muchas veces, se debe fallar. Esto lleva a que se generen muchos planes y se prueben variadas modificaciones en la plataforma. Estas se testean y se sacan resultados. 

Todo esto sucede en el menor tiempo posible. Spotify tiene equipos para realizar sprints en los cuales se termina de aplicar un cambio rápidamente, se lo mide, y ahí se decide si se potencia o se elimina. Esto busca reducir costos y tiempos.

Organización de los equipos

Así como cualquier empresa posee equipos, Spotify también los tiene, excepto que son un tanto más particulares.

La empresa cuenta con distintos tipos de equipos en sus líneas.

  • Squads: Son equipos pequeños y multifuncionales. Tienen entre 6 y 12 personas y trabajan con absoluta autonomía. Esto genera una independencia que busca autonomía y liderazgo por parte de los integrantes.
  • Tribes: Estos grupos no exceden los 100 miembros. Responden a distintas partes de un mismo negocio, una tribu se puede dedicar de lleno a un producto completo que la marca esté por lanzar. Cada una tiene un Tribe lead, líder de la tribu.
  • Chapters (Departamento): Son grupos con trabajadores que tienen competencias similares. Un ejemplo sería el departamento de UX design.
  • Guilds (Gremios): Comunidades con intereses similares. Cualquier persona se puede unir. No aplica directamente al trabajo.

Autonomía y alineamiento

La libertad de las personas para decidir sobre sus acciones es clave en este trabajo. Pero siempre se debe tener un cierto lineamiento general que la empresa plantea para el presente y futuro de sus actividades. 

A mayor grado de alineación, mayor grado de autonomía.

Apple: Empresa de metodología ágil

Según entrevistas a Steve Jobs, la efectividad de su empresa se basaba en qué las acciones siempre eran totalmente colaborativas. 

El proceso de manufactura ágil, es fundamental para competir en un entorno dinámico.

Como mencionamos, una de las claves de la metodología ágil es la importancia de los seres relacionales por sobre las máquinas y herramientas.

En este caso, Apple tiene reuniones semanales en todos los departamentos. En la misma se trabaja y se pone en valor lo hecho en esos días. Así mismo, también se abre al debate y se escuchan ideas de trabajadores de distinto rango.

Toman a la confianza como el valor principal. Se encargan de realizar un proceso de selección lo suficientemente arduo como para saber que cada persona que está en la empresa tiene la capacidad necesaria.

A través de esta confianza, es que se genera la autonomía en la toma de decisiones de cada persona.

Zara: Ejemplo de manufactura ágil

El gigante textil, empresa que está bajo el ala de Inditex, es famosa por su eficiencia y su increíble productividad a la hora de la manufactura ágil y distribución de productos para todas sus sucursales en el mundo.

Zara aprovecha sus recursos un 400% más que otras marcas del rubro gracias a su método ágil. Método llamado postponent, o aplazamiento.

Ellos posponen la creación de sus productos el máximo posible. Buscan enviarlos en el momento específico que creen que va a funcionar. 

Hacen producciones a la baja, es decir, que generan cantidades pequeñas de producto. La testean, y ahí deciden si realizan mayores gastos de producción. Esto implica una relación de colaboración con el cliente, de feedback permanente.

Facebook: Organización y filosofía ágil

El gigante de Mark Zuckerberg, uno de los líderes de la transformación digital, es un gran ejemplo de la metodología ágil. Cada vez que se comienza un nuevo proyecto, se reúnen grupos pequeños de 6 a 8 personas. Cada una con las habilidades específicas para poder llevar a cabo el proyecto completo.

En vez de coordinar el proyecto a distancia o por chat, hasta que el mismo no haya sentado sus bases, estas personas trabajarán siempre en la misma oficina. Intercambiando ideas en el momento, haciendo aportes y generando lineamientos. 

Esto genera una dinámica de desarrollo de proyectos centrada en la asociación y la relación humana. En el contacto e intercambio.

Estas empresas que emplean estrategias para lanzar manufactura ágil, son verdaderos ejemplos del sector. Muchas combinan diferentes metodologías de gestión de proyectos pero, sin duda, las técnicas ágiles han ganado terreno.

Si estás buscando un software, ingresando al siguiente link, podrás conocer y realizar una comparación de las distintas alternativas de software de gestión ágil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Salir de la versión móvil