Categorías
Gestión de Proyectos

Low Touch Economy | Economía Sin Contacto Físico

La economía ha cambiado drásticamente debido al COVID-19, pero el modelo Low Touch Economy ––cuyo propósito es ayudar a los negocios a sortear el impacto del aislamiento obligatorio–– podría ser, en realidad, el futuro de la economía.

Low Touch Economy es un concepto surgido a causa de la crisis sanitaria y resume las estrategias que las empresas han tenido que asumir para mantenerse a flote.

Se espera que la emergencia sanitaria determine el ritmo de la economía y la estabilidad de las organizaciones hasta finales de 2021, como también se espera que solo las empresas que se adapten a Low Touch Economy sobrevivan.

¿Baja Productividad?

El 77% de las empresas con proyectos de alto rendimiento usa un software de gestión para el logro de objetivos.

Impactos a corto y largo plazo de la Low Touch Economy

Las proyecciones indican que la Low Touch Economy tendrá un impacto en la economía, pero también en el comportamiento social. Los cambios esperados incluyen:

Impacto en la conducta socialImpacto en la economía
* Precauciones para evitar el contacto físico.
* Temor a los espacios cerrados.
* Evitación social.
* Preferencia por lo digital / remoto.
* Los negocios se verán obligados a maniobrar para adaptarse a las condiciones post-pandemia.
* La división entre los trabajadores esenciales y los no esenciales será más evidente.
* Puede que haya réplicas económicas a corto y largo plazo (es decir, periodos forzados de austeridad).

El último ítem en el listado de impactos sobre la economía es importante, ya que las réplicas a corto y largo plazo ––por posibles brotes mientras se espera una vacuna–– afectarán el modo en que los negocios y los consumidores interactúan.

De hecho, incluso con una vacuna disponible en el primer trimestre de 2021, no se espera una recuperación para ingresar a la senda de la nueva normalidad hasta 2022.

Asimismo, hay actividades que posiblemente volverán a ser como antes (los niños yendo a la escuela y las visitas al dentista), pero también es probable que hábitos adquiridos por la pandemia se conviertan en cotidianos, como la distribución de alimentos a domicilio para evitar los supermercados.

Por otro lado, están las nuevas normas sociales que no van a sentirse para nada “normales”, pero posiblemente serán inevitables, como:

  • Los controles de seguridad médicos en aeropuertos, estaciones, etc.
  • Los procedimientos legales vía Zoom
  • El uso continuo de mascarilla

Principios Low Touch Economy

El modelo Low Touch Economy se basa en tres cuadrantes: disrupción económica, medidas sanitarias y cambios conductuales.

Estos cuadrantes son el timón del barco que las empresas conducen rumbo a la nueva normalidad y determina las decisiones / prácticas que las organizaciones están tomando:

  • Disrupción económica = políticas para mitigar la crisis.
  • Medidas sanitarias = protocolos que limitan el contacto físico para combatir crisis actuales y futuras.
  • Cambios conductuales = adaptación a las nuevas prioridades del consumidor.

Considerando esto, el diseño Low Touch Business que las compañías de éxito han incorporado (entre ellas, Shopify, TikTok y Peleton) se caracteriza por:

  • Medidas estrictas de distanciamiento social entre clientes y trabajadores
  • Reuniones o eventos públicos con aforo limitado (o sin asistentes)
  • Acceso bajo condiciones especiales a grupos etarios vulnerables (niños y adultos mayores) a tiendas, oficinas, etc.
  • Cambios en la cadena de suministros
  • Nuevas regulaciones
  • Adaptación a las restricciones para viajeros y a las nuevas medidas de higiene
  • Apertura a nuevos e innovadores modelos de negocio

¿Qué significa todo esto para las empresas?

Muchos negocios ya han adoptado el teletrabajo para sobrevivir a la crisis, y es posible que esta dinámica siga viva (más que nunca) cuando la economía global comience a recuperarse.

Si esto pasa en 2022, para ese entonces habrá muchas personas acostumbradas a trabajar desde casa. Además, las empresas también llegarán a la conclusión de que el home office supone un ahorro importante en infraestructura y recursos.

Lo mejor que las PYMES y grandes compañías pueden hacer por ahora, además de implementar protocolos de seguridad sanitaria, es acostumbrarse a operar en remoto.

Para ello, necesitan invertir en asesoría, capacitación y, principalmente, herramientas tecnológicas.

Los Software de Gestión de Proyectos, en particular, se usan para mantener bajo control el rendimiento de unidades de trabajo y el logro de metas.

Si te preocupa la idea de invertir en nuevas herramientas en momentos de crisis, consulta nuestro listado completo de software y elige una opción gratuita. Obtendrás lo necesario para mejorar la sincronía de tu equipo.

Una segunda alternativa es usar una versión de prueba y experimentar con software distintos antes de tomar la decisión de invertir en uno.

Por Rita Arosemena

Rita Arosemena es Content Manager en ComparaSoftware, redactora freelance y blogger. Su pasión por los software y la tecnología se dirige a hallar herramientas para la gestión del tiempo y la productividad que permitan a los nómadas digitales hacer más en menos tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *